lunes, mayo 02, 2011

JOSE LUIS SAMPEDRO: VERDADES COMO TEMPLOS



LA HUMANIDAD HA AVANZADO MUCHO EN TECNOLOGÍA, PERO MUY POCO EN SABIDURÍA Y HUMANISMO.

ESTOY INDIGNADO Y REACCIONO ANTE LA MENTIRA REITERADA DE QUE  LA ÚNICA SALIDA POSIBLE DE LA CRISIS QUE SE NOS PRESENTA SEAN
LAS MEDIDAS NEOLIBERALES.

LOS PODERES POLÍTICOS HAN ABDICADO DE SU FUNCIÓN POLÍTICA A FAVOR DE LOS FINANCIEROS, LO QUE HA CONDUCIDO A UNOS DÉFICITS DEMOCRÁTICOSIMPORTANTES Y A LA CRISIS. SE TRATA DE UNA CRISIS DEL SISTEMA.

ACTUALMENTE EL DINERO ES LA MEDIDA DE TODAS LAS COSAS, CONFUNDIMOS ECONOMÍA DE MERCADO CON SOCIEDAD DE MERCADO, CONVIRTIENDO TODO EN MERCANCÍA HASTA EL PUNTO DE ACEPTAR LA CORRUPCIÓN, ES DECIR, LA COMPRAVENTA DE SERES HUMANOS COMO ALGO NATURAL QUE SE AVALA EN LAS URNAS.

ES DIFÍCIL MANTENER LA DIGNIDAD SI NO ES MEDIANTE LA AUTOREEDUCACIÓN.

****

Soy de los que hace años pensábamos que el desarrollo sostenible es mentira, que lo que llevamos  adelante es insostenible. ¿Por qué seguimos adelante? Porque los dirigentes están inspirados en dos ideas: una, la potencia extraordinaria de la técnica. La técnica a logrado resultados tan fabulosos que parecía que podría conseguir lo que quisiera. Y se piensa que ocurra lo que ocurra la técnica lo revolverá y que si se agota el petróleo la técnica sacará, como pensaba Franco, oro del granito del Escorial. La otra idea es que la religión nos dice que los humanos tenemos un alma inmortal, que, como dice la iglesia católica, el hombre es casi divino porque Dios lo hizo a su imagen y semejanza. Animado por esa esperanza inmaterial y por una técnica se cree que se puede hacer lo que quiere.

Nos creemos dioses y hacemos lo que no podemos hacer, y que su fuésemos racionales no necesitaríamos hacer. Desde los tiempos de Grecia la humanidad ha progresado técnicamente de una manera fabulosa, pero no hemos aprendido a vivir en paz, a convivir, a no matar al vecino. Las palabras favoritas de esta cultura son PRODUCTIVIDAD, INNOVACIÓN Y COMPETITIVIDAD. Somos muy poderosos en técnica y muy ignorantes y faltos de sabiduría. El exceso de ciencia no está compensado por la manera de usarla.

Eso es lo que pasa con lo nuclear: es una energía importante, pero no sabemos usarla. Vera, no hemos logrado con la energía nuclear lo que si hemos logrado con el petróleo: el progreso del petróleo es el motor de explosión, pero la energía nuclear no hemos inventado el motor de explosión. No dominamos la técnica nuclear y mientras tanto nos arriesgamos a catástrofes como la de Japón.

Progreso es una palabra que implica un fin, un objetivo, como en un viaje. ¡Pero aquí no saben donde van! lo malo es que ni siquiera saben donde quieren ir. Sarkozy, Berlusconi y otros que prefiero no nombrar en castellano y en inglés no saben lo que quieren. Vivir en paz es un objetivo, pero para eso deben educarnos y estamos haciendo todo lo contrario.

Ojala sirviera al menos para eso, porque estamos muy mal dirigidos. Además, se nos enseña muy mal. La solución a largo plazo de todo es la educción, la preparación de los seres humanos. Ahí si tendríamos que hacer progreso y desarrollo. Lo primero es que la gente razone y piense por su cuenta. Nos están educando al revés, nos educan para producir y consumir. Nadie nos prepara para ser más humanos, para ser mejores. Dicen que no hay alternativa a este desarrollo, como que no: ser mejores en vez de tener más cosas. La alternativa es educar para ser mejores.

La universidad con salsa boloñesa, es la muerte de la universidad. La universidad era un templo de sabiduría. Esto que hacen ahora es una escuela politécnica. Han dado la universidad a los financieros y los financieros lo que quieren es ganar dinero. Esto implica que lo que se enseña es saber hacer cosas, pero no saber como son las cosas.

Siempre que se use la palabra libertad hay que pensar para quien. La libertad para el pobre quiere decir que no me opriman. Pero la libertad para el rico es que me dejen las manos libres, que yo haré lo que me de la gana y entonces explotare a quien me haga falta. Cuando me hablan de libertad recuerdo siempre un lema de la revolución francesa.
La libertad vuela como las cometas. Vuela porque esta atada. Usted coja una cometa y láncela, no vuela. Pero átela una cuerda y entonces resistirá al viento y subirá. Cual es la cuerda de la cometa de la libertad: la igualdad y la fraternidad. Es decir, la libertad responsable frente a los demás.

La democracia no es el gobierno del pueblo en ningún sitio. ¿Qué se vota? Lo que nos hacen que votemos. En la infancia, llega un cura y mete en la cabeza dogmas. Eso empieza a condicionar el pensamiento y el pensamiento debe de ser libre, más que la libertad de expresión. Si con la libertad de expresión lo que expresa es lo que le dice que diga, no interesa. Lo que importa es lo que pensamos.

Lo que necesitamos es reeducarnos. Puede que catástrofes como la nuclear  induzcan a pensar que lo que estamos haciendo no esta bien. Se censura a los jóvenes porque no tienen sentido político. No es que pasen, es que quieren otra cosa. Mire usted, que cambiaremos es seguro. Otro mundo es seguro. La historia es cambio. Ahora mismo pasamos por un momento en el que yo llamo barbarie porque se han degradado todos esos valores que comentamos. Es una etapa de desconcierto hacia otro modelo distinto. Esta cultura capitalista de cinco siglos ha agotado ya sus posibilidades.

¿Qué hace Europa en estos momentos? Nada. No estamos ya en manos de los financieros, sino en las de tres o cuatro grandes empresas de valoración de la confianza. ¿Qué han echo los gobiernos? ¿Han suprimido los paraísos fiscales? ¿Han corregido la conducta de los bancos? ¡Ni hablar!. Los bancos que crearon la crisis en 2008  hace tiempo que se han repuesto tranquilamente y anuncian sus beneficios, mientras los parados siguen parados. Se llamen como se llamen, todos los gobiernos actúan obedeciendo a los intereses del capital.

He vivido la guerra y después de la guerra que había. La ilusión era el bienestar, la ilusión era el seiscientos. Pero hoy hay jóvenes con ideales. Que las cosas cambiaran estoy seguro. Cuantas más catástrofes haya, más se desacreditan los que nos conducen a las catástrofes. La gente no reacciona contra los banqueros. Pero el banquero es como el tigre, no es malo, devora porque es tigre. El banquero se forra contra quien sea porque es banquero, pero al banquero lo crea la sociedad, lo ensalza la sociedad que tiene como dios supremo el dinero. No es que sean malos, es que son banqueros ... todavía habrá que compadecerlos.

¿Cuáles son las conclusiones de la crisis? ENTROPIA. Todo lo que nace muere. Cuando nacemos empezamos a morir. Yo llevo 94 años viviendo, es decir 94 años muriéndome. Es un proceso vital. Todos los imperios anteriores entraron en decadencia. ¿Qué duró el imperio español, cuánto el auge francés, qué queda del imperio británico, cuánto ha durado el imperio norteamericano? Ya se ha acabado: EEUU no domina como en 1945. Tiene un ejército más fuerte, pero ya no es el amo del mundo. Ahora tiene en frente a China, Brasil y Rusia.

José Luis Sampedro.
  • Escritor, humanista y economista.
  • Aboga por una economía más humana, más solidaria, capaz de contribuir a desarrollar la dignidad de los pueblos.
  • Referente intelectual y moral de primer orden en la España de la segunda mitad del siglo XX.
  • Ex asesor economista  del Banco Exterior de España.
  • Orden de las Artes y las Letras de España por su sobresaliente trayectoria literaria y por su pensamiento comprometido con los problemas de su tiempo.
  • Doctor Honoris Causa de la Universidad de Sevilla.
  • Miembro de la Real Academia Española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario