lunes, mayo 02, 2011

MIRA AWAD: SER ARTISTA ES UN NEGOCIO ARRIESGADO

Todos los artistas que hablamos de realidades políticas y sociales perdemos audiencia, no como otros artistas que no quieren tocar el tema para evitar eso. Somos una minoría los artistas que decimos lo que pensamos en política, pienso que en el mundo el único que lo hace es Bono del grupo U2.

Mira Awad 
hija de padre palestino (Anwar) y madre búlgara (Snejanka); creció junto a sus dos hermanos en un entorno multicultural.
Firme defensora de la coexistencia. 
Cantante y compositora palestina catalogada por muchos como una embajadora de la paz, ya que ha llevado su canto solidario y a favor de los derechos de las mujeres por todo el mundo.


Está bien que existan diferentes opiniones, siempre y cuando coexistan y se puedan encontrar en algún punto. Los seres humanos tenemos que encontrar una solución conjunta.

La mayoría de los jóvenes de hoy son abiertos, tienen acceso a mucha información gracias a las redes sociales. Lo que está claro es que si creces con esta tolerancia tienes muchísimo ganado, porque cuando eres mayor cuesta muchísimo cambiar tus opiniones.

Hay una atmósfera de cambio, hay un sentimiento general de que el cambio es necesario, también en Oriente Próximo. Espero y rezo para que toda esta gente encuentre las condiciones que están buscando, pero no es fácil quitar un gobierno y poner uno de nuevo. Espero que esto llegue a buen puerto.

La realidad es que cuando vives en un sitio estás desconectado de lo que sucede en el otro lado y eso es parte del problema. Internet está cambiando las cosas. Pero hay un muro que no solo es físico, también es espiritual y como la gente no conoce a los otros se tienen miedo. Demostrar que al otro lado hay gente normal que no intenta matarte y que no es el enemigo, así es la mayoría de la gente, pero eso no es lo que muestran los medios de comunicación, queremos abrir una pequeña ventana en ese muro. Cuando muera miraré atrás y si he conseguido abrir una pequeña ventana en ese muro me daré por satisfecha. 

Me duele mucho ver que el abismo que nos separa a los unos de los otros crece cada vez más, que se hace más y más grande en vez de cicatrizar y sanarse. Estoy muy preocupada por nuestro futuro y me temo que llegue un día en el que todos perdamos por completo la esperanza, ese sería nuestro final definitivo. Hay que mantenerse en la lucha desde la opción de la reconciliación y en base a una idea, la de dos personas viviendo juntas en el respeto y el aprecio mutuo. Un camino que, reconoce, no puede ser visto como fácil, es muy largo y complicado pero es posible si dejamos nuestros intereses de lado y, a según mi manera de ver las cosas, la única prioridad que debe guiarnos es la del valor sagrado del derecho a vivir. 

Mira Awad.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario