viernes, mayo 20, 2011

DSK O EL CASO DE LA IZQUIERDA DEL CAVIAR


¿La detención del director del FMI es un golpe urdido por el gobierno francés para cortar en seco la carrera del único socialista capaz de hacer sombra a Nicolás Sarkozy en las elecciones presidenciales de 2012? Es una hipótesis arriesgada que algunos políticos franceses han aventado en las últimas horas. Una de las teorías parte de la popular red social Twitter, en dónde comenzó a correr la voz sobre el incidente.

-Le Monde-

***

¿Es víctima Dominique Strauss-Kahn de una conspiración? No lo se, todavía es prematuro saberlo, falta más información pero podría ser … ¿por qué no? Sin embargo también es posible que Strauss sea un sexópata y su comportamiento haya dado pie a su situación actual. Quizás lo más probable es que todo sea una combinación maquiavélica de ambas; el tiempo lo irá desvelando.

Salvo contadas excepciones, la política es una maquina constante de corrupción y desgaste que oxida mucho y difícilmente recicla todo aquello que pasa por sus temibles engranajes. Cuando no son flautas, son violines y cuando menos tambores lejanos en la esperpéntica jungla del mundo político. Política-Fama-Dinero, son los tres demonios que fulminan al más angelical de los seres humanos, bien sea por los excesos de si mismos o por las artimañas de sus propios enemigos.

La gente de la calle vive tan ocupada en intentar sobrevivir y pagar sus facturas que no tiene tiempo para conocer los tejemanejes que se mueven por las alturas del sistema. La vida de abajo es una cosa, la vida de arriba es otra, ambos son dos mundos que parecen paralelos, que coexisten en el mismo espacio, pero no lo son, poseen dinámicas y conductas diferentes, generalmente, contradictorias, peligrosas e ilegales.

Los movimientos que se hacen desde el mundo político y financiero son semejantes a los que se ejecutan desde los entresijos de la delincuencia organizada de altas esferas, la diferencia es que mientras los primeros parecen buenos los segundos siempre son los malos, pero, al margen de las etiquetas, el tráfico de influencias y el intercambio de papeles entre ambos es total. El poder es un caramelo demasiado atractivo para no caer bajo el hechizo de su dulzura y muchas veces quien anda con fuegos termina quemándose y que suele nadar sin ropa acaba despendolado. Disponer de la información del rival, del amigo, del competidor, del enemigo, del cliente, etc., es vital en el mundo de los negocios y del politiqueo, disponer o no de la misma puede representar alcanzar o perder tus objetivos. Son quizás malas artes pero en una sociedad actual parece ser que el fin justifica los medios.

Mafia, Cia, Pentágono, Mosad, servicios secretos británicos, Vaticano, etc., etc., mantienen constantemente este tipo de actividades, todas ellas encubiertas, totalmente ajenas al conocimiento de la población civil. Entre ellas hay todo tipo de ilegalidades y delitos, altamente penables en la realidad social cotidiana, pero que trasladadas a las esferas del poder, quedan tapadas por los intereses que generan las mismas; no suelen descubrirse hasta que alguien tira de la manta y entonces nos llevamos las manos a la cabeza; pasado un tiempo ya nadie se acuerda. Es así como saltan a los medios de comunicación casos como la probable e injusta acusación a Jules Assange, la ilegal ejecución de Bin Laden, el escándalo del presidente israelí Moshe Katsav, las movidas sexuales del primer ministro italiano Silvio Berlusconi, los casos encubiertos de pederastia en la iglesia católica, los negocios oscuros del Vaticano, y de muchos más que me dejo en el tintero. El caso de Dominique Strauss-Khan, llamado por algunos como DSK o la izquierda del caviar, director del FMI (Fondo Monetario Internacional, uno de los estamentos oficiales encargados de engullir países como un oso hormiguero), es el nuevo escándalo de moda.

Se dice que DSK dispone de un patrimonio impresionante, ya que entre sus múltiples propiedades destaca una importante fortuna y numerosas inversiones inmobiliarias como apartamentos de lux, palacetes en lugares paradisíacos así como dos ostentosos apartamentos en Marrakech. Bien, y ¿que político no tiene patrimoniios y riquezas? Dicen además que se hacia trajes a medida por valor de 35.000 dólares (en España el señor Camps aun sigue tan pancho por eso) y disponía de una buena colección de mujeres, supuestamente de pago. He aquí un maremágnum de posibles vías sobre puntos débiles por los cuales se puede atacar y hundir a un posible rival en pos a beneficios diversos. Si tienes debilidad por el sexo, debes ir con esmerado cuidado y más cuando ostentas un cargo de público de altos rangos porque al menor desvarío sabes que están ofreciendo en bandeja cualquier ardid para que tus enemigos se lancen sobre ti hasta dejarte en los huesos.

No cabe duda de que el sexo es el gran aliado y enemigo de los hombres. Por el sexo muchos pierden el norte y terminan bajo las fauces del mismo. Cuando el sexo se convierte en compulsivo no obedece ni leyes ni a éticas, aunque seas el presidente del FMI, el presidente de los EEUU, el Papa, un rey, jefe de Estado o el multimillonario más rico del mundo. La historia y la actualidad está plena de casos. Pero hay que ser muy tonto para querer violar a una periodista y luego a una limpiadora de un hotel cuando puedes llamar a una o varias escorts de lux y pasar toda una noche de total desenfreno sin riesgos a ser pillado o denunciado. Sinceramente, un hombre que se aloja en un hotel de 3.000 € la noche me cuesta entender que saliera corriendo desnudo detrás de una mujer de la limpieza. Con esa disponibilidad económica Strauss-Kahn podía tener casi la mujer que quisiera. Todos sabemos que los reglamentos de limpieza de los hoteles prohíben la entrada de las limpiadoras si las habitaciones están ocupadas por los clientes, por tanto ¿por qué y para qué fue una limpiadora a esa habitación y entra dentro? Quizás dirán que no era una limpiadora sino una camarera que traía una botella de Don Perignon por petición del cliente, o simplemente que era una de las azafatas del hotel que traía un mensaje urgente. Sea lo que sea, este tipo de encerronas, casualidades o desvaríos, suelen ser más comunes de lo que nos pensamos.

En el caso de DSK, el primero en hablar de su detención fue justamente un miembro de las juventudes conservadoras y militante del UMP, Jonathan Pinet, enemigo total de DSK, quien a las 17’00 h (New York time) escribía en Twiter el siguiente mensaje: "Un colega de los Estados Unidos acaba de decirme que han detenido a DSK en un hotel de New York hace una hora ".

Pero aquí surgen las incongruencias sospechosas. Según Le Monde, “Strauss-Kahn no fue detenido en un hotel de New York sino a bordo del vuelo Air France 23 antes de despegar. ¿Cómo pudo un testigo ocular, supuestamente presente en el hotel, conocer una detención que tuvo lugar en el aeropuerto, media hora antes de que ocurriera?”.

“La teoría de la conspiración -continua Le Monde- se nutre también del hecho que uno de los primeros en comentar la noticia fuera Arnaud Dassier, director de campaña de Nicolás Sarkozy en 2007. Dassier está acusado por sus adversarios de haber orquestado el porschegate, la publicación de unas fotografías de Strauss-Kahn junto a un Porsche de lujo que han servido para acusarle de hipocresía a la hora de recetar austeridad frente a la crisis. ¿Estaban al corriente algunos políticos de la inminente caída en desgracia de Strauss-Kahn? ¿Ha sido víctima de un montaje? Eso sugieren algunos sin disimulo, como Dominique Paillé del partido radical, que estima que el director del FMI podría perfectamente haber "caído sobre una piel de plátano que alguien le puso bajo el zapato ". Y probablemente así sea.


Se cuenta que Strauss-Kahn llegó al cargo no por méritos propios si no más bien por amiguismo. Este tipo de personas suelen carecer de clase, de carisma y cuando llegan al poder pierden los papeles y se endiosan; comienzan hoteles de súper lujo, los coches caros y sobre todo, las mujeres bellas; su ego o el exceso de testosterona, resultado de la droga dura llamada poder y de la poca calidad de sus principios, los convierten en vividores del momento. Dicen que ya tuvo problemas en el FMI con el abuso de una colaboradora y de la cual consiguió que la echarán; después concedió una entrevista y atacó también a la periodista; es un tipo que no tiene limites, vaya que es una joya. No cabe duda de que muchos aprovecharán el momento para meter más leña al fuego y aunque no se demuestre la culpabilidad de DSK, del daño ya está hecho, siempre queda esa imagen tocada. La verdad probablemente … dentro de un tiempo, mientras tanto, demos vueltas a la manivela y observemos la nueva película de lo que el viento se llevó.