miércoles, febrero 23, 2011

¿QUÉ HAY DETRÀS DE LAS REVOLUCIONES ÁRABES?


Desde que todo empezó siempre he tenido la mosca tras la oreja. Todavía es muy pronto para saber quien está realmente detrás de toda esta amalgama de rebeliones que se están produciendo sistemáticamente en los pueblos árabes; desde mi punto de vista caben tres posibilidades: EEUU, radicalismo islámico o movimiento panarabista, uno de los tres se lleva el pez al agua, el resto, aprovecha la circunstancias para hacer de las suyas.

KarlFM.-

Acabo de leer un artículo (http://www.avn.info.ve/node/40286) que, a priori, resulta interesante, como lo son todas las teorías conspiratorias que hablan de la actualidad pero tengo mis dudas; todavía es muy pronto para dictaminar sentencia.

Un periodista norteamericano llamado Wester Tarpley, con una trayectoria profesional dirigida sobre todo a denunciar las acciones de política exterior del gobierno de EEUU, afirma que detrás de las revoluciones que se están produciendo últimamente en el mundo árabe, se encuentra el interés de EEUU de sustituir los actuales gobiernos, afines a la política yankee y permisivos con Israel, por nuevos gobiernos más dóciles en algunos aspectos. Concretamente en su relación con China e Irán.

Afirma que la agencia norteamericana CIA (Agencia Central de Inteligencia por sus siglas en inglés) está detrás de todos estos movimientos árabes ya que Barack Obama ha apoyado públicamente dichas revueltas (ciertamente es sospechoso, no lo niego), y que Anonimous, plataforma de ciberactivistas que se moviliza en la Red y dicen luchar por la transparencia, la libertad de expresión y los derechos humanos, haya publicado recientemente que la CIA está detrás del polvorín popular.

Vayamos por partes. En primer lugar, tenemos que aclarar que en el mundo árabe existe un movimiento popular socialista de tendencia laica que es real. Éste tuvo su máxima expresión en el movimiento panarabista, que propugnaba la unión de los pueblos árabes en una nación, fundamentada en la defensa de la cultura árabe frente al colonialismo occidental y el reconocimiento y garantía de los derechos y libertades expresados en la Declaración de Derechos Humanos. Era un movimiento de tendencia socialista y su principal exponente fue Gamal Abdel Nasser.

Como todos sabéis fue dicho movimiento fue abortado por la diplomacia yankee durante la Guerra Fría, ya que los países socialistas árabes se alinearon con la URSS y eso no le gustó a los norteamericanos. Mi punto de vista es que estos países, como Cuba y muchos otros, en la búsqueda de la defensa de su integridad nacional y de sus recursos, se acercaron a la URSS para que ésta le ofreciese apoyo logístico y militar. La URSS practicó solidaridad socialista con ellos, aunque no total, como denunció el Che, en su famoso discurso de Argel.

El hecho es que EEUU ganó la partida, a base de apoyar económicamente a movimientos integristas religiosos y sembrar el caos, factores que quedaron controlados por gobiernos corruptos y dictatoriales. Se inició un periodo de guerras constantes y conflictos diversos entre países árabes, tras los cuales siempre estuvo presente la diplomacia yankee.

Otro factor a tener en cuenta es la creación del estado de Israel, país que ejerce de lugarteniente yankee en Oriente Medio, mientras se expande por aquellos territorios que considera propios, en base a una teoría nacionalista y religiosa llamada, Sionismo.

Los conflictos en el mundo árabe interesan al imperio norteamericano, ya que es la mejor forma de evitar que se vuelva a reproducir el Panarabismo, y sobre todo, de controlar los recursos petroleros de muchos países de esta zona.

Por ello, si atendemos a su historia, que se haya producido un movimiento popular como el que estamos viendo estos días en muchos países árabes, no debe ser visto como algo artificial o extraño. La simiente está ahí, desde hace mucho tiempo, porque el socialismo árabe existe.

En cuanto al argumento de que la CIA está detrás de los movimientos árabes cabe observar que si es cierto que ese método ha sido usado en la Europa del Este, en las antiguas Repúblicas Socialistas. Las Revoluciones Naranjas, Verdes, etc., denominadas por sus detractores Revoluciones de Colores, han sido una realidad indiscutible y todas respondían al interés de EEUU de promover gobiernos afines a sus intereses. Pero hay que comentar una diferencia, que a mi humilde juicio, debemos destacar. El anti americanismo en el mundo árabe es mucho más alto que lo era en las antiguas Repúblicas Soviéticas. La población de Europa del Este nunca fue anti yankee ya que son occidentales y por tanto tienen este hecho en común.

La Revolución Verde que se intentó llevar a cabo en Irán fracasó. Como están fracasando los planes de rebelar al pueblo contra la revolución en Cuba o contra la Revolución Bolivariana. Si la CIA fuera tan poderosa como para promover una acción de este tipo ya lo hubieran llevado a la práctica en Cuba, en Venezuela o Bolivia. Damos fe de que lo han intentado  en el pasado lo y lo siguen intentando en el presente, pero siempre fallidamente.

Es por esto que el argumento de este periodista esgrime me resulta flojo, si bien, no niego que existan intentos por parte de EEUU y de los suyos por controlar lo que en origen son movimientos populares y de aprovechar la coyuntura para colocar a una nueva marioneta menos fea y antigua.

Lo hicieron cuando la Revolución Cubana, trataron de poner a su favor lo que había sido un movimiento nacido de la rebeldía del pueblo contra el colonialismo y el servilismo hacia los yankees. En aquella época, el presidente de turno apoyó públicamente a Fidel Castro, cuando sabía que éste triunfaba, para luego promover movimientos favorables al establecimiento de un sistema electoral de tendencia liberal burguesa que diera el poder a su domesticado perro. Subestimaron al pueblo cubano y perdieron.

Puede ser que ahora hayan subestimado a los pueblos árabes, y que crean que podrán controlar sus movimientos. Pero un pueblo enfurecido es muy difícilmente controlable, sobre todo, cuando vislumbran la liberación tras muchos años de abusos. Veremos qué pasa, pero no caigamos en el error de menospreciar los movimientos legítimos populares, y darle a la CIA más capacidad de la que tiene.

Raquel Santé Durán

2 comentarios:

  1. Suele suceder, por desgracia, que las revoluciones y los movimientos de auténtica base popular terminen apropiados o secuestrados por dirigentes mesiánicos y, peor aún, por camarillas cleptocráticas que consideran a los países como de su propiedad en todos los sentidos y regalan al pueblo las migajas de una corrupción descarada e indignante.

    HHF

    ResponderEliminar
  2. "Zeitgeist / Zeitgeist Addendum / zeitgeist moving foward" documentales, alternativas de vida a su vez. Y lee a David Icke, yo soy @angelmarianoov en twitter, un gusto.

    ResponderEliminar