viernes, mayo 17, 2013

LA REALIDAD DE NUESTRA VIDA (VERSION COMPLETA)


      Muerto el llamado socialismo real en los países soviéticos, el capitalismo se ha arraigado como único sistema de producción y reproducción económica bajo cuya influencia ha quedado controlada toda emotividad humana, expansión, estabilidad y retroceso en el mundo, enarbolando como bandera, un supuesto libre albedrío que ha impuesto la dinámica de los máximos beneficios en casi todas sus áreas de influencia. A través de su lógica interna, se ha generado una transformación constante del estado de las cosas, con la consiguiente quiebra de las relaciones humanas, dejando a su paso  individualismo, desigualdades, crisis y desolación. Son tiempos muy convulsivos, al borde de conflictos mundiales muy graves, donde la fuerza de los contrarios se ha roto primando todos tipo de malas artes sobre el razonamiento, la sensibilidad y el sentido común  

      El mundo parece dispuesto a dislocarnos; manipulación, desinformación, propaganda política, publicidad engañosa, polémica, educación dirigida, consumo inducido, pérdida de valores... nos envuelven con su manto de púas y nos encierran dentro de un mundo lleno de interrogantes e influencias. Conceptos como la unidad, el solidarismo, la honestidad, el saber hacer, el humanismo en general, han caído en el saco del olvido. La Humanidad parece encaminarse hacia un futuro incierto: fragmentación, mercantilismo, dominio, control social, donde las personas son valoradas como porcentajes, rentabilidad o consumo, tejiendo un entorno estructurado que ahoga cada vez más la vida de nuestra sociedad. ¿Hasta que punto el corazón social soportará esta asfixiante presión? Los medios de comunicación deberían ser, en muchas ocasiones, la fuerza colateral que ayudase a reducir esta sofocante presión y constituirse como un aliado a los cambios frente a la pérdida de  esperanzas.

      Tenemos exceso de muchas cosas, vivimos en nubes de artificio, en globos de información alterada, contradictoria e interesada en muchos sentidos; su finalidad, salvo contadas excepciones, evita la transparencia, reconduce las ideologías hacia formas de pensamiento único en lugar del pensamiento crítico, obligando a los ciudadanos a un análisis constante de contrastación, a fin de evitar una completa desinformación y caer en las redes del completo control social. Este vídeo nos aporta una visión de como nos educan para encajar dentro de un sistema donde la vida parece estar condicionada desde el mismo instante que nacemos.



AGRADECIMIENTOS A

No hay comentarios:

Publicar un comentario