domingo, abril 15, 2012

DROGAS, EL LADO OSCURO DE LA VIDA





¿Me preguntas por qué compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir.
Confucio (551 AC-478 AC). Filósofo chino.

Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los "cómos".
Friedrich Nietzsche (1844-1900) Filosofo alemán.

***

La vida es un don y solo se valora cuando se te escapa o ves que otros que amas la pierden. Con la vida no se puede jugar, no se puede dar marcha atrás, la esencia de la vida es ir siempre hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único e ir en su contra conlleva hacia el final, hacia su contrario, la muerte.

El ser humano tiene esa doble conducta que le permite construir y alcanzar resultados asombrosos pero al mismo tiempo posee la alternativa de destruir lo más hermoso, incluida la vida. Ser humano no es fácil y elegir un camino u otro para ser de una manera u otra, es una cuestión personal, aunque las circunstancias, influencias y medios, ayuden a decantar la balanza. Aun así, hay que saber tener el control para mantener la vida en su justo qequiliobrio.

Las drogas, son un camino equivocado, que decanta la vida hacia el lado oscuro de la misma; son, sin lugar a dudas, una dirección que te endulza al principio pero te arrastra a su agujero negro del cual es muy difícil salir. Las drogas, desgraciadamente, están por todas partes y a veces parece que todo el mundo las usa. Muchos jóvenes están tentados por el entusiasmo y la evasión que las drogas parecen ofrecer. Pero la realidad es bien distinta.

Ojos rojos, boca seca, uso de la razón limitada y afectado, razón del tiempo alterado, las habilidades que requieren concentración o coordinación son afectadas; paranoia, ataques de ansiedad intensificados, percepción alterada, dificultad por asimilar información nueva, problemas con el aprendizaje, la memoria, la percepción y el criterio, problemas con el habla, con escuchar, pensar, atención de información y resolución de problemas, son tan solo algunos de los efectos base del consumo de drogas porque con el tiempo los efectos sobre la mente y el cuerpo son terriblemente devastadores. La transformación del ser humano es brutal, llegando a una completa desfiguración.

La red está llena de información sobre las drogas, tipos, efectos y consecuencias; no voy a comentar aquí sobre eso, simplemente, dejo mi apunte de advertencia sobre las mismas a fin de que todos seamos conscientes de la destructividad que conlleva, para las personas y la sociedad en general, el uso y consumo de estas sustancias tóxicas.

Muchos son los que han muerto a causa de las drogas, la lista es interminable, famosos, grandes talentos y desconocidos que pudieron tener una vida diferente y optaron por ir por la dirección contraria de la vida. Las drogas son un engaño, una trampa, un cebo artificial que permite abrir momentáneamente un supuesto paraíso que te va arraigando hacia el caos, la anarquía y la destrucción total. He aqui dos algunos de los famosos que han muerto ultimamente a causa de las drogas, la transfiguración de lo que fueron y como terminaron es brutal ...







Algunos creen que las drogas ayudan a pensar mejor, a ser más populares, a mantenerse más activos o a ser mejores atletas. Otros simplemente sienten curiosidad y creen que probarlas no les hará daño. Otros quieren encajar en un grupo. Muchos jóvenes consumen drogas para ganarse la atención de sus padres o porque creen que las drogas les ayudarán a escapar de sus problemas. Pero la verdad es que las drogas no solucionan los problemas. Simplemente ocultan los sentimientos y los problemas. Cuando desaparecen los efectos de las drogas, permanecen los sentimientos y los problemas empeoran. Las drogas pueden arruinar todos los aspectos de la vida de una persona, por eso hay que saber andar por la vida en la dirección correcta, aunque las circunstancias y las influencias nos indiquen caminos contrarios.


Se puede ser vanguard, creativo, actual, enrollado, sin necesidad de consumir drogas, y menos caer en su dependencia, las personas pueden divertirse muchisimo sin las drogas y superar sus problemas o altibajos tomando otras vias más saludables y compensatorias; con una actitud positiva, los bajones duran poco tiempo y, aunque se tengan, hay que saber llevarlos a pesar de que el dolor nos consuma por dentro. No es facil hacerlo, si lo es decirlo, pero peor es darse por vencido y caer en los agujeros negros de las substancias destructoras. Tampoco es cuestión de moralidad, de ser carca o moderno, de tener excusas o no, de ser extremo, pasota, o desafiante, es cuestión de tener objetivos y amar la vida y luchar por tus cosas, sean las que sean. Con la positividad a tu lado, la vida luce de otra manera y los problemas se ven solucionables.

Las drogas, al margen de sus efectos destructivos, si por algo son realmente malas es porque generan una dependencia sobre quienes las consumen, creando la necesidad de consumirlas de forma continuada para evitar los efectos físicos o psíquicos negativos que aparecen al dejar de tomarlas, lo que implica una pérdida de control sobre uno mismo y la consecuente esclavitud del individuo. Así, el hombre pierde su humanidad renunciando a su libertad y haciéndose esclavo de la droga. Las drogas despersonalizan completamente al individuo, este deja de ser él mismo y la droga pasa a apoderarse de todo su ser, lo termina suplantando. Este es el carácter esencialmente negativo de las drogas, lo que permite, en definitiva, que ciertos grupos económicos ejerzan un poder despótico sobre parte de la sociedad, a la cual exprimen hasta límites insospechados consiguiendo una gran rentabilidad económica con ello.

Con la mente embotada, dependiente, esclava de drogas y sucedáneos, no es posible pensar, resistir, luchar contra las injusticias del sistema, y cuantas más drogas existan, menos capacidad para reflexionar habrá, justo lo que al sistema le interesa, tener a la gente sumisa, esclava de sus propias debilidades, asi son más fácilmente controlables y sometibles; a mayor dependencia mayor vaciedad, hastío, pasotismo y cuelgue, y, por tanto, mayor libertad de acción para el que ostenta el Poder. Es una sutil forma anexa de evitar rebeliones sociales porque la gente está completamente enganchada en asuntos que desgastan su vida. Es por ello, y otras razones, que las drogas existen, se mantienen y no interesa erradicarlas, porque constituyen un fuerte elemento oxidante de las fuentes de vida y pensamiento, contrariamente a lo que las sociedades primitivas hacian como parte de sus rituales, creencias y ceremonias. Las drogas representan al mismo tiempo, una forma de enriquecer a ciertos grupos, mafias, gobiernos, países enteros, banca y mercados internacionales, cuyos beneficios se esconden en paraísos fiscales donde obtienen multimillonarios beneficios, a modo de dinero negro que, posteriormente, se reinvierten en la financiación de guerras, operaciones de terrorismo o bandera falsa, compra y tráfico de influencias, chantajes, extorsiones, negocios hamposos, destrucción de países rebeldes o con materias primas apetecibles, tráficos de armas, redes de explotación sexuales, atentados, asesinatos por encargo y toda clase de inversiones sucias; un mundo paralelo emerge y secreto deambula a ciegas al marge de la sociedad normal y visible con el fin de obtener mayor poder y control mundial y social.

Junto al tráfico de armas, de órganos y la industria del sexo, las drogas es uno de los negocios que mayor volumen de dinero mueve a escala mundial. La existencia del tráfico de estupefacientes responde a una clara estrategia global de control social, un control que se lleva a cabo de forma encubierta y que responde a los intereses de quienes detentan el poder económico.

Por ejemplo, el tráfico de drogas es "una mina de oro para las personas que quieren recaudar dinero en el gobierno clandestino para financiar proyectos que no pueden obtener legítimamente. Es muy claro que la CIA ha estado bien involucrada en tráfico de drogas", afirmó Ron Paul, candidato presidencial norteamericano que vinculó a los Estados Unidos con el tráfico de narcóticos.  

"El LSD o la heroína fueron introducidos masivamente en la sociedad en los años 60 y 70 por agencias gubernamentales de los EE.UU., lo que produjo una gran expansión del consumo de estas drogas. El resultado fue la creación de una inmensa fortuna que permitió a la propia CIA financiar sus operaciones encubiertas a lo largo del mundo, y de igual manera, supuso un suculento negocio para los bancos encargados de blanquear el dinero, ya que ello les permitía disponer de inmensas cantidades de efectivo para responder a sus pagos.

Algo similar ocurrió con la heroína, que comenzó igualmente a proveer de inmensos ingresos que hicieron de las drogas un negocio muy suculento dada su gran rentabilidad. Diferentes agencias gubernamentales comenzaron a llevar a cabo el control de estas sustancias al tiempo que se lucraban con ellas, evitando de este modo tener que incrementar los impuestos sobre los ciudadanos para poderse financiar, lo que hubiera traído consigo importantes protestas. Pero paralelamente a esto, se comenzó a estudiar los efectos sociales y la repercusión que iban teniendo estas drogas en la sociedad, como fue el caso de los hippies, lo que contribuyó a desmovilizar a la población joven de sus tradicionales luchas sociales frente a los abusos de las oligarquías, para quedar así sumida en un mensaje vacío e infantil.

Las drogas han servido históricamente como una especie de sedante para la sociedad ya que desvía la atención de los verdaderos problemas, lo que ha conferido al poder hegemónico un mayor control sobre esta proveyéndole de una válvula de escape, evitando así contestaciones sociales que pudieran terminar teniendo efectos indeseables y desestabilizadores. El sistema nos quiere drogados y pasivos para poder continuar con su opresión.

Las drogas han servido históricamente como una especie de sedante para la sociedad ya que desvía la atención de los verdaderos problemas, lo que ha conferido al poder hegemónico un mayor control sobre esta proveyéndole de una válvula de escape, evitando así contestaciones sociales que pudieran terminar teniendo efectos indeseables y desestabilizadores. El sistema nos quiere drogados y pasivos para poder continuar con su opresión.

Debido a la gran importancia que las drogas han adquirido dentro de la estrategia política y social de las oligarquías, se ha hecho fundamental el control de las principales rutas de tráfico de drogas, las mismas que conectan los centros de producción con los inmensos mercados occidentales. Por esto, muchos conflictos armados que se han presentado bajo un prisma equivocado respondían, en realidad, a las pretensiones por parte de las potencias económicas mundiales de hacerse con el control de dichas rutas, o de mantener la producción de estupefacientes en determinados países, como es el caso de Afganistán". (Fuente: webislam.com y http://emboscado.blog.com)

KarlFM.-










No hay comentarios:

Publicar un comentario