lunes, mayo 02, 2011

EL RESPONSABLE ES FLORENTINO


Florentino Pérez
El presidente de Grupo ACS, (Actividades de Construcción y Servicios, SA) y del Real Madrid,
Es el sexto más rico de España y se le calcula una riqueza de 1.800 millones de dólares aproximadamente.

No sé el porqué de tanto revuelo. De tanta sorpresa. De tanto llevarse las manos a la cabeza por la rueda de prensa post partido de la Champions de Mourinho. He escuchado que está loco, que es un manipulador. He leído mil adjetivos y mayoritariamente ninguno bueno para definir lo que dijo y cómo lo dijo. Que fue un esperpento, que hizo el ridículo, que perdió toda su credibilidad. Y mientras todos han apuntado y disparado al portugués, yo pienso que si hay que apuntar a alguien de todo lo que ha pasado y de todo lo que tiene que pasar en la casa blanca es a otro.

Mourinho ha hecho su trabajo. A su manera. Como él entiende el fútbol. Pero él solo es el entrenador. Por encima suyo hay alguien que es quien lo decide todo. El presidente es quien manda. El presidente es quien marca la línea del club. El presidente es quien decide qué quiere y cómo quiere que sea su equipo. Y entonces ficha a un técnico. El presidente elige a su general. Al profesional que tiene que llevar a sus jugadores a competir. En el fondo el técnico es la prolongación en el campo de muchos de los valores que el presidente quiere defender. Solo hay un problema: cuando el único valor es la victoria final, cuando entregas todo el poder a tu general con tal de acabar con el enemigo, cuando te olvidas de la historia, de los valores. Entonces cruzas una línea demasiado peligrosa.

Florentino fichó a Mourinho para acabar con la supremacía del Barça a cualquier precio. Me da igual no pasar del centro del campo, renunciar al fútbol de ataque constante que años y años vivió el Bernabéu. Me da igual faltar el respeto a profesionales del fútbol, quejarme de todo. Me da igual todo. Todo vale con tal de ganar. Pero Florentino se olvidó que tiene jugadores fantásticos. Jugadores que podrían llegar a formar un gran equipo. Jugadores que podrían, algún día, destronar al Barça haciendo disfrutar a su afición.

Cuando yo llegue al Barça en el 88, el Madrid tenía el que para mí ha sido su mejor equipo en los últimos 40 años. La Quinta del Buitre. Llegué y llevaba tres ligas consecutivas. En Barcelona todos lloraban. Los árbitros tenían la culpa de todo. Madriditis, al fin y al cabo. Ellos eran mejor y, claro, ganaban. Lograron dos títulos mas, pero nosotros fuimos creciendo. Soportando que ellos fueran mejores, pero creciendo. Hasta que un día, jugando tan bien como ellos o incluso mejor, les ganamos. El Dream Team contra la Quinta.

Ganamos cuatro ligas consecutivas, pero ellos seguían siendo muy buenos. Y pudieron ganar dos de aquellas ligas. A un equipo fantástico, por muy fantástico que sea, lo puedes llegar a vencer jugando bien. Pero si eliges el camino equivocado, te puedes quedar sin nada.

La victoria en la Copa del Rey, siendo algo grande, se ha convertido en algo menor. Casi en nada. Hoy solo se habla de si la expulsión de Pepe en la Champions era justa o no. Unos opinan que sí y otros que no. Por el contrario, hubieron otras acciones que nadie discute de tan claras que son. No se sancionaron y nadie ha protestado. Entre la Copa y la Champions, Arbeloa agredió a Villa, Marcelo, a Pedro, y el pisotón de Pepe a Messi fue terrible. No estoy reclamando nada. Pasó, no lo vio el arbitro y punto. No estoy hablando de si debían ser expulsados o no, estoy hablando del estilo. Estas jugadas se han visto repetidas una y mil veces en todo el mundo. Y alguien que es imparcial, sentado en el sofá de su casa, no creo que lo compre. Estoy hablando de comportamiento en el terreno de juego. Conozco mucho a Butragueño y a Valdano. Lo que son y han sido como futbolistas, lo que defendían y lo que defienden. No he hablado con ellos, pero no creo que aprueben según qué comportamientos. Pero da lo mismo. El presidente ya eligió. Hoy dentro de Mourinho está Florentino. El portugués es solo el ejecutor.

Escuché a Guardiola en su rueda de prensa previa a la ida de la Champions. Suscribo lo que dijo. Solo un error grave: él no era quien debía hablar. Es un empleado. Otro general, pero un empleado. Su trabajo es preparar a su equipo para jugar bien y ganar, no salir a partirse la cara por el club aunque lo haga mejor que nadie. Este trabajo le corresponde al presidente o a quien este delegue. Florentino tiene a Mourinho porque el show entra en el pack. Esta es la segunda vez que a Pep le toca hacer algo que detesta. Que sea la ultima.

Johan Cruyff
Lunes, 2 de mayo del 2011
Articulo aparecido en el Periódico.com

1 comentario:

  1. Excelente blog, estupendo Carlos. Aquí con tu hija maravillosa que está a punto de descubrir las américas, te estamos leyendo y disfrutado de tu pluma ágil y certera aunque no simempre compartamos, yo por lo menos, tu opinión futbolística, en esta tarde madrileña con el cielo encapotado post-día de la madre.

    P.D.: de Laura,Visca el Barça!!!

    Y... por una hija, lo que sea.

    ResponderEliminar