sábado, febrero 05, 2011

MISHA GORDIN, FOTOGRAFÍA CONCEPTUAL CON SIGNIFICADO PSICOSOCIAL

Hay artistas que se obsesionan con un estilo hasta llegar a tal magnitud que son capaces de generar desarrollos creativos originales que terminan por asentar una escuela propia. Misha Gordin es un  artista ruso que transforma el talento propio en una maravillosa y significativa obra de arte. Sus trabajos, elaborados todos en blanco y negro, se recrean en una atmósfera constante de búsquedas  para expresar la dimensión humana desde el encierro hasta la soledad. Puro psicologismo, pura inmersión en  el mundo profundo de la mente. "La fragilidad del ser enfrentado a su propio mundo, a un mundo que lo aleja y que lo confunde en la masa pero que a la vez lo rescata desde su propia individualidad" . Cada imagen, cada píxel, cada átomo gráfico, es un fragmento del alma humana, rota, diluida, craqueada, donde todos sus pedazos se yuxtaponen entre sentimientos y pensamientos como un puzzle controlado que busca su coherencia íntegra o metalenguaje.

KARL FM.-


Todas mis imágenes son ensambladas en un cuarto oscuro tradicional en virtud de una extensión usando una técnica de enmascaramiento desarrollado y perfeccionado en los últimos años.  Esta técnica tiene por supuesto sus limitaciones y me dirijo a ellas cuando se trabaja en ideas.  Además, antes de imprimir el original, hago pruebas y ajustes para cada negativo que se va a imprimir.  Yo escribo las tablas donde me indique la correcta exposición y todas las secuencias de manipulaciones para cada negativos utilizados.  Luego viene la etapa de “secado” de impresión. Esta parte es la más implacable. Proyecto meticulosamente un negativo tras otro, cambiando constantemente preciso máscaras hasta el último negativo que utilizo. Es como regresar con seguridad a casa después de un largo, largo viaje en coche. Esta parte tiene que ver con la disciplina y tiene muy poco que ver con el arte. Después viene el momento de la “sentencia” cuando la primera impresión surge del desarrollador.  Miro por posibles errores de la imagen en sí misma y siento una gran sensación de alivio cuando logro que la impresión sea “impecable”. Lamentablemente la técnica que yo estoy usando no tiene margen para errores. Se requiere una completa concentración y puede ser muy agotador física y mentalmente.

Soy el que toma las fotografías de la realidad existente, o creando mi propio mundo, tan verdadero pero no existente. Los resultados de estos dos acercamientos tan opuestos son notablemente diferentes y, en mi opinión, la fotografía conceptual es una forma más alta de expresión artística que pone la fotografía en el nivel de la pintura, de la poesía, de la música y de la escultura. Emplea el talento especial de la visión intuitiva. Traduciendo los conceptos personales en la lengua de la fotografía, reflejando las respuestas posibles a las cuestiones importantes de ser: nacimiento, muerte y vida. Crear una idea y convertirla a la realidad es el proceso esencial de la fotografía conceptual.

¿Apunto mi cámara exteriormente hacia el mundo que existe o hacia mi alma? ¿Saco fotos de la realidad tangible o creo mi propio mundo, tan real como inexistente? Los resultados entre estos dos enfrentados abordamientos son notablemente disímiles y, en mi opinión, la fotografía conceptual resulta una forma superior de expresión artística, que la instala al nivel de la pintura, la poesía, la música y la escultura. Utiliza el talento especial que posee una visión intuitiva. Al traducir los conceptos personales al lenguaje fotográfico, se reflejan posibles respuestas a las mayores incertidumbres de la humanidad: el nacimiento, la muerte, la vida. Crear una idea y convertirla a la realidad es el proceso esencial de la fotografía conceptual.

El enfoque convencional de hoy en día, salvo pocas excepciones, domina completamente el arte fotográfico. Pero la introducción de la fotografía digital puede cambiar este desequilibrio. La facilidad para producir realidades alteradas, traerá una nueva ola de talentosos artistas, quienes usarán esto para expresar sus particulares universos de visiones, con todos sus significados, símbolos y misterios. ¿En un mundo de avanzadas tecnologías se podrá creer aún en la veracidad de la fotografía? ¿Importa esto? Para mí importa. En todos estos años creando imágenes conceptuales, he intentado hacerlas lo más realistas posibles. Mis habilidades técnicas han mejorado, permitiéndome ensanchar horizontes para mis ideas.

Pero esta no es la parte más importante del proceso. Un concepto pobre, aunque perfectamente ejecutado, crea una fotografía pobre. Por eso, el ingrediente más importante de una imagen poderosa es el concepto. Talento para crear un concepto y habilidad para desarrollarlo, esta es la combinación para una fotografía conceptual contundente.

No es nueva la idea de manipular imágenes fotográficas. De hecho, en cierto grado, toda imagen se manipula. El verdadero poder de la fotografía surge cuando la realidad alterada se presenta como existente, y se da por supuesta. Una imagen evidentemente manipulada acaba siendo engaño que muestra la carencia de comprensión del particular poder que posee la fotografía: grabar fehacientemente en nuestro subconsciente que lo capturado por la cámara ha existido. En el mejor ejemplo de la imagen exitosamente manipulada, nunca surgiría la pregunta "¿Es esto real?"

Desde el comienzo, esta manipulación me advirtió cuan similares son la técnica digital y la analógica. Ambas tienen sus ventajas y desventajas. Hasta el momento no encuentro razón para pasarme a la digital. Todavía prefiero la incomparable calidad de la copia original y el laborioso proceso de archivado. Sin embargo, creo que es una cuestión de tiempo para que la tecnología digital remplace a la análoga, y un acercamiento conceptual reciba su merecido lugar dentro del arte de la fotografía. También quiero creer que, dentro de muchos años, los artistas continuarán desarrollando el lenguaje fotográfico, comprendiendo y preservando su singular poder.

En todos estos años creando imágenes conceptuales, he intentado hacerlas lo más realistas posibles. Mis habilidades técnicas han mejorado, permitiéndome ensanchar horizontes para mis ideas. Pero esta no es la parte más importante del proceso. Un concepto pobre, aunque perfectamente ejecutado, crea una fotografía pobre. Por eso, el ingrediente más importante de una imagen poderosa es el concepto. Talento para crear un concepto y habilidad para desarrollarlo, esta es la combinación para una fotografía conceptual contundente. Crear una idea y convertirla a la realidad es el proceso esencial de la fotografía conceptual.

MISHA GORDIN.-

 



Recuerdo la vida después de la guerra.
Escondido en las ruinas de los edificios bombardeados.
El hombre sin piernas abriéndose paso en una pequeña plataforma.
Recuerdo que jugaba solo.

Recuerdo que jugaba con los otros niños.
No teníamos ningún juguete
pero nosotros hacíamos el nuestro.
Recuerdo a la niña en el tercer piso.

Ella nunca jugó con nosotros.
Ella era una bailarina.
Recuerdo el olor rancio de los corredores oscuros.

Recuerdo que el hombre se ahogó, 
agotado a partir de su última pelea.
Recuerdo las caras que nunca sonreían.
Recuerdo mi primer día en la escuela.

Cómo ocultar mi cara en el regazo de los maestros y llorando.
Ella me dejó ir a casa.
Recuerdo las frías aguas del mar Báltico.
Me acuerdo de los atardeceres y las siluetas en silencio a lo largo de la costa.

Recuerdo el bosque lleno de secretos.
Me acuerdo de una pintura sin terminar y nadie alrededor.
Recuerdo el delantal blanco y el brillo dorado de los peces en las cestas.
Recuerdo que el profesor de música en huelga mis dedos con un lápiz.

Recuerdo marchando en una columna.
Recuerdo las flores caídas en el monumento de Lenin.
Recuerdo que mi primer vaso de vino.
Recuerdo la primera chica que amaba.
Recuerdo mi infancia.

Misha Gordin.-
Official website:  http://bsimple.com/home.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario