martes, febrero 26, 2013

KRAUNTROCK, EL RENACIMIENTO DE ALEMANIA


No había muchas formas de creación y desarrollo para generar música en la Alemania de los 60. Los alemanes estaban en una mala situación, no se podía olvidar que eran estúpidos y culpables de empezar dos grandes guerras y perderlas. Pero por más horrible que fue todo aquello, había un perdón, un aspecto positivo, NO HABIA NADA QUE PERDER PORQUE YA SE HABÍA PERDIDO TODO. Es por ello que sólo pensamos en despertar una nueva forma libre de hacer música.

Edgar Froese
Tangerine Dream

Después de la segunda Guerra Mundial, toda la música alemana desapareció, fue borrada y nuestra generación tuvo que empezar de nuevo.

Ralph Hütter
Kraftwerk

Fue un estilo de música sin precedentes y una forma de imaginar y experimentar con las artes sobre los cimientos hacia una sociedad ya obsoleta que demostró su incompetencia tras los grandes desastres bélicos que la acontecieron. Fue una época de grandes revoluciones juveniles, deseosa de una forma de vida y pensamiento alejada de toda la incompetencia e hipocresía política reinante. Munich, Berlín, Colonia, Düsseldorf, una tetralogía metropólica que fue capaz de crear una arquitectura distinta en la vorágine de las grandes revueltas juveniles de la época. Amon Düül, Popol Vuh, Tangerine Dream, Can Klaus Schulze, Kraftwerk, entre otros, fueron capaces de edificar una nueva ingeniería sónica que sacrificó la fama y los beneficios por la defensa de libertad y compromiso social. Cuando escuchas música electrónica, los pensamientos fluyen, las emociones emergen del subconsciente, tejiendo un devenir constante y evolutivo que ocupan las zonas activas de la mente y facilitan la creación y la libertad personal. En los años 60n y 70, había una situación social que fragmentaba el ambiente en todos sus niveles, así que los artistas eran tan solo un espejo de lo que pasaba, el Krauntrock supuso una vía nueva donde reflejar todas las facetas de lo que pasaba.

KarlFM.-

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario