jueves, octubre 18, 2012

CULTURA VERSUS INCULTURA, RAFAEL NAVARRO VERSUS J.I. WERT, CARTA ABIERTA DE UN PERIODISTA INTELIGENTE A UN SUPUESTO “MINISTRO DE EDUCACIÓN"



Muchas veces intento buscar respuestas a hechos y personas que parecen imposibles que puedan existir, sin embargo ahí están, tocando las campanas y bailando el farolillo. Recuerdo a este efecto aquella famosa frase de François de la Rochefoucauld que decía: “Existen tres clases de ignorancia: no saber lo que debiera saberse, saber mal lo que se sabe, y saber lo que no debiera saberse”.  

Las declaraciones del Ministro de Educación, José Ignacio Wert, que mostraban su voluntad de españolizar a los alumnos catalanes, no dejan de levantar ampollas. La clase política y la opinión pública siguen hablando sobre las afirmaciones del ministro, pero son las redes sociales las que no han dado tregua. El ministro se ha convertido en el más absoluto protagonista de Twitter, pero sobre todo de Facebook. 

La carta del periodista Rafael Navarro, es una lección completa de sabiduría, esa capacidad humana completamente inexistente en las cabezas rapadas de ciertas personas que presumen de saber. Para ser símbolo de la cultura y educación de un país, Mr. Wert es una caricatura sarcástica de ambas. Nuestro queridisimo Antonio Machado dijo en cierta ocasión: “todo lo que se ignora, se desprecia” y Wert nada a sus anchas en ese océano; parece ser que alguien voló sobre el nido de su cuco.

No cabe duda de que la carta de Navarro es toda una lección sobre educación y cultura frente a la palabrería fascista añorante de sus tiempos de apogeo. El caso de Rafael Navarro no es único, el mío es exactamente el mismo (click aquí: "nota personal"); en mi casa no hablamos tres idiomas sino cuatro, castellano, català, english y bulgarski, y lejos de ser una Babbel Tower, es un hogar totalmente abierto a la riqueza pluricultural, base de apertura al mundo; de hecho, los catalanes somos gente acostumbrada al intercambio de culturas debido a nuestra apertura al mar: los pueblos marítimos siempre han sido más abiertos que los internos. Mi hijo de dos años y medio, habla búlgaro, cátalà, castellano y en la escuela ya empieza con el inglés. Por tanto, aquí, en Catalunya no hay intolerancia con las lenguas, ni jamás la ha habido ni la habrá, porque los catalanes estamos por encima de estas diarreas subculturales, eso de "españolizar a los catalanes" es un chasquido cerebral de un reprimido cultural, apoyado por un centralismo impositivo que infunde un "espíritu nacional" hábilmente orquestado para fortalecer un dominio autoritario frente al resto de pueblos que configuran la supuesta nación española.


Estas “personas” pretenden generar, con sus envenenadas palabras, mas divisiones, odios y posibles enfrentamientos entre las comunidades que configuran el país, pero la inteligencia de una persona no se mide precisamente por su capacidad de tensar las cuerdas y crispar los ambientes, sino por su capacidad de liberar nudos y consensuar los antagonismos. Con personajes tan incultos e intolerantes, los españoles somos la risotada del mundo, como siempre hemos sido, de ahí lo de Spain is Different y quizás por eso, los catalanes y otros, queramos buscarnos la vida por otros derroteros; muchos son ya los que estan hartos de tanta ineptitud y anacronismo históricos.

Sr. Wert, con la cara paga y con el cerebro ahoga la inteligencia, hágame caso y realice un esfuerzo por rehacer su vida hacia otro lado, váyase y como dijo en cierta ocasión un Rey que quiso "cazar" elefantes y se rompió la cadera …. “¿por qué no te callas?”.


KarlFM.-


CARTA ABIERTA AL SEÑOR WERT
(Texto completo)



"Señor Wert ...

Soy catalán, nacido en un pueblo cerca de Barcelona. Mi padre es andaluz. Mi madre, murciana. Nadie en mi casa me ha adoctrinado, ni en un sentido ni en otro. Tampoco en el colegio, aunque le parezca mentira. Tengo amigos íntimos castellanoparlantes y me gano la vida pensando y escribiendo en catalán. Me siento catalán porque es donde he nacido, donde he crecido y donde me he realizado como persona. Para más señas, mi esposa es francesa y mis dos hijas mezclan alegremente tres idiomas sin más problemas que algún malentendido de vez en cuando.

En mi casa tampoco adoctrinamos a nuestras hijas, tampoco en el colegio (por cierto, Señor Wert, una va a una escuela pública y, la otra, a una concertada) ni tienen problemas para hablar en castellano, pensar ... en catalán o ver la televisión en francés. Es una suerte y una riqueza poder tener no una, sino dos y hasta tres culturas, y sobretodo sentirnos propietarios de la capacidad de alternarlas, combinarlas y disfrutarlas. Lo que pasa, Sr. Wert, es cada vez que alguien como usted abre la boca, suben las acciones de la intolerancia. Lo que usted y los que son como usted dicen se mueve en la fina línea que separa a lo absurdo de lo fascista.

O sea, Sr. Wert, que aunque me da por reir, al final lo que consigue es darme miedo. Consigue que cada vez que cruzo la frontera de Catalunya haya más miradas extrañas. Consigue que gente que nunca ha pisado esta tierra la odie ateniéndose a sus argumentos, y no a las pruebas. Consigue que hasta yo, apolítico, charnego y felizmente tricultural, tenga infinitas ganas de perderle a usted y a todos los que piensan como usted de vista.

Por cierto, Sr. Wert, se lo digo sin acritud. Está invitado a pasar unos días en casa. Incluso estoy dispuesto a volver a sintonizar Intereconomía, si ello le hace sentirse más confortable. Verá en pocos días que sustenta ideas, cuanto menos, poco afortunadas. Y de paso, en confianza, le preguntaré cómo alguien como usted puede llegar a ser ministro. Se me antoja que detrás de esta pregunta hay una historia fascinante."

RAFAEL NAVARRO
PERIODISTA

2 comentarios:

  1. Hola Karl, soy Rafa Navarro (y no es broma). Gracias por hablar de la carta, y por hacerlo en esos términos. Veo que ha llegado a muchísima más gente de la que había imaginado. Saludos.

    PD: Con tu permiso, 'posteo' tu entrada de blog en mi cuenta de FB.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafa ... me alegra saber que mi entrada te ha llegado, no te quepa duda de que tu carta ha llegado a muchas cabezas y corazones con sentido común, gente que piensa y siente de forma armónica con el avance y el equilibrio de las cosas, las personas y las sociedades inteligentes. Tu carta es genial y por eso decidi hablar de ella en mi espacio así como transmitirla a mis seguidores y visitantes que son muchos y de muchas partes del mundo. Ellos deben saber de nuestro país y de quien lo dirige, la estampa o cromos que son y, sobretodo, a que juegan. No hay problema por postear mi entrada. Recibe mi más cordial saludo

      Eliminar