sábado, septiembre 29, 2012

STEAMPUNK GIRLS, RETROSPECTIVA EN EL TIEMPO, ALTERNATIVA DEL PRESENTE



Tiempo, retrospección, fusión, complementos rescatados de épocas industriales, donde los engranajes y las piezas formaban sistemas que desafiaban toda lógica de su momento; artilugios, inventos, ojos mecánicos, sombreros de copa, una sinfonía de objetos mezclados que hemos vistos en numerosos pasajes de la ciencia ficción, en los cómics y en los videogames. Todo este fantástico y creativo universo es el steampunk, aunque su inspiración proviene de un pasado glorioso de inventos y máquinas que causaron el asentamiento del ingenio en la Humanidad. Se trata de un estilo, de una forma de entender la vida, el funcionamiento mecánico de la sociedad. Hoy en día se introduce en la moda, en el arte, en la música, en la literatura, etc, amalgamando estructuras gráficas que reflejan un collage perdido en el hito de la Historia.

Ante la invasión de la digitalización fácilmente manipulable y con un periodo de vida intencionadamente corto, la mecánica legendaria de períodos supuestamente superados, se alza como una forma distinta de evolucionar y vivir en los espacios tiempos de esta actualidad tan deteriorada. Hoy en día, estas tendencias que recogen herencias del pasado y se fusionan para generar nuevas criaturas estéticas y corrientes de alternativa cultural, parecen vestigios oxidados, olvidados, pasados ya al cementerio de los recuerdos, sin embargo, cabe destacar que sin ellos nada de lo que actualmente presume como vanguardia y top hit, hubiera sido posible. El ser humano es el producto de etapas, de capas que se superponen y construyen el edificio de la Humanidad;  es la constante superación de fragmentos anteriores, del uso de los actuales y del esfuerzo por llegar a otros superiores, no obstante, la tendencia actual camina hacia derroteros peligrosos que no deberían entrar en la dinámica mecánica de la vida pero que nos cuecen las entrañas hacia los abismos del control y la esclavitud. Las tendencias, las nuevas alternancias de vida y pensamiento, permiten escapar de las jaulas y volar hacia realidades donde se abren sistemas que permiten ver la vida de otra forma.

KarlFM.-



El steampunk (de steam, vapor) y punk (o de punk viene a cuento de las expresiones artísticas, literarias e ideológicas que nacieron gracias al despertar de la música (y filosofía) punk a mediados del 70) fue, en sus inicios, un subgénero literario nacido dentro de la ciencia ficción especulativa que surgió durante la década de 1980 a manos de escritores conocidos por sus trabajos cyberpunk. A día de hoy, este subgénero ha madurado hasta convertirse en un movimiento artístico y sociocultural y no tan solo literario. El steampunk se desenvuelve en una ambientación donde la tecnología al vapor sigue siendo la predominante, y por normalidad, muy asentada en Inglaterra durante la época victoriana y eduardiana, momento en que la Revolución Industrial se encuentra en su apogeo., donde no es extraño encontrar elementos comunes de la ciencia ficción o la fantasía.

Las obras de temática steampunk a menudo muestran tecnologías anacrónicas o invenciones futuristas imaginadas por los visionarios de su época, todas ellas basadas bajo la perspectiva victoriana en la cultura, el arte, la moda e incluso la arquitectura.

El steampunk bebe principalmente de los trabajos de H. G. Wells y Jules Verne y del imaginarium encontrado en sus obras, por lo que al igual que el dieselpunk, este subgénero se puede englobar dentro del movimiento retrofuturista, el género de las ucronias y la ficción especulativa, pero su tendencia a incorporar elementos fantásticos y el carácter más desenfadado y utópico de sus tramas lo alejan tanto del dieselpunk como del cyberpunk.

Wikipedia


"¿Por qué crees que el steampunk ha calado tanto en el subconsciente de nuestra generación? Somos seres modernos, digitales, informados. ¿Qué podríamos querer de maquinarias tan primitivas y pesadas? Por un lado, claro, está el romanticismo de la evocación, de lo que podría haber sido. Pero las razones del movimiento son mucho más profundas.

Por un lado, el steampunk es un rechazo ante las estéticas actuales. Estériles, frías e impersonales. Un discurso contra la Obsolescencia Planeada (la decisión de un fabricante de desarrollar un producto sabiendo que se volverá obsoleto en un tiempo concreto). Una posición frente a la naturaleza delicada y críptica de la Era Digital. Una filosofía que rechaza la producción en masa, a favor de productos hechos a mano, por verdaderos artesanos/mecánicos.

Una
máquina
steampunk puede ser entendida por cualquier mecánico competente, es fuerte y robusta casi irrompible, tiene diseños y colores cálidos. Y, lo más importante, no se vuelve obsoleta y es una obra de arte en sí misma.

Pero también habla en contra del conformismo. Es cierto, una máquina 
steampunk no es cómoda, ni eficiente. Pero eso, para los seguidores del género, es un punto a favor. La tecnología nos ha hecho dependientes, nos ha brindado confort y hemos olvidado que las penurias, las incomodidades, que también forman parte del camino. Engrasarnos y escuchar un motor tronar como nunca ha tronado, ya no forma parte de nuestras vidas. Revolcarnos, ajustar tuercas y sentirnos orgullosos de nuestras creaciones mecánicas es cosa del pasado. Hoy, todo es digital, todo es código, todo es virtual, todo es… efímero."
































No hay comentarios:

Publicar un comentario