domingo, septiembre 30, 2012

DARPA, DONDE LA FICCIÓN SE CONVIERTE EN UNA TERRIBLE REALIDAD

"La propuesta de DARPA es imaginar qué capacidades pudiera desear un comandante militar en el futuro, y acelerar estas capacidades de forma concreta a través de demostraciones tecnológicas. Esto no sólo proporciona opciones al comandante, sino que también cambia la mentalidad acerca de lo que es tecnológicamente posible hoy en día."

DARPA
Defense Advanced Research Projects Agency

Todo parece un sueño o una película de George Lukas pero ni una cosa ni la otra; la ficción se inspira en la realidad pero se desarrolla a través de la imaginación, así lo acertó Albert Einstein cuando afirmó que “sin imaginación no existiría el conocimiento”.

Lo de DARPA es una historia que eriza la piel hasta extremos insospechados. Poca gente de a pie sabe de su existencia pero hay tantas cosas que existen y no sabemos que de saberlas todas pensaríamos que este mundo pertenece a la locura.

Me resulta difícil de entender como la mente humana invierte tanto esfuerzo y medios en descubrir e inventar sistemas de muerte en lugar de dedicarse a causas más productivas para mejorar nuestra sociedad. Solo se me plantea una posible respuesta y es la siguiente: al ser humano le fascina dominar y destruir.

KarlFM.-


DARPA es una sutil agencia de refinada investigación tecnológica sita en el mismísimo corazón del Departamento de Defensa del gobierno de los Estados Unidos, con sede en el Pentágono,  responsable del desarrollo de nuevas y revolucionarias aplicaciones para el uso exclusivamente militar aunque también se realizan para fines médicos, policiales,   espaciales y de espionaje.

La  agencia fue creada durante 1958 justamente después de que los soviéticos lanzaran su famoso SPUTNIK. Su finalidad era contrarrestar la avanazada tecnología enemiga en plena guerra fría. DARPA fue la responsable del invento Arpanet que terminó evolucionando hacia lo que se denominó posteriormente Internet. En DARPA no existen límites, dentro de sus tripas se  fraguan las más ultimísimas tecnologías mundiales.

Desde entonces DARPA siempre ha estado operativa aportando distintos avances para cubrir las diversas campañas militares que se han ido sucediendo. Hoy en día DARPA lo configuran un total de 240 trabajadores aproximadamente, y dispone de un presupuesto millonario superior a los 3.200 millones de dólares, lo que significa que si algo es posible, DARPA lo hace realidad, cueste lo que cueste.

Entre sus increíbles invenciones destacan  las balas que doblan las esquinas, un fascinante proyecto, prontamente disponible, que  aún está en fase de perfeccionamiento. También destacan los uniformes invisibles para los soldados, construidos a base de metamateriales, consecuentes de la manipulación molecular. Estos protectores permiten disimular las figuras de los soldados haciendo que las ondas electromagnéticas fluyan alrededor de ellos, pero entre las propiedades más interesantes de estos uniformes se encuentra la capacidad de auto reparación de estas prendas, que según la agencia norteamericana pueden seguir funcionando aunque tengan desgarros.

Otro de los proyectos más ingeniosos de DARPA y que parece obra de una película de Ridley Scott, es lo que denominan como materia programable, es decir, el desarrollo de materiales que puedan programarse para adoptar prácticamente cualquier forma imaginable: escudos, cuchillos, camillas, muletas, palancas o incluso martillos, según se necesite.

En 2008, la agencia decidió financiar la construcción de un vehículo híbrido entre un submarino y un avión. Se le conoce como Submarino Volador y sería un vehículo totalmente polivalente capaz de sumergirse totalmente en el mar y asimismo capaz de volar. El submarino volador tendría una autonomía de unos 2.000 kilómetros y  podría recorrer sumergido distancias hasta 20 kilómetros. La carga útil prevista  que podría transportar  sería  de unos 1.000 kilogramos con capacidad para ocho pasajeros.

Los ChemBots son unos robots líquidos que DARPA pretende desarrollar para estar un paso adelante del enemigo. Estos androides tendrán la capacidad de deformarse y estirarse lo suficiente para atravesar aberturas cuyas dimensiones son pequeñas. Estos robots químicos tendrían la particularidad de ser capaces de derretirse a un tamaño mucho menor que su tamaño original, pasar de un lugar a otro en este estado, y reconstituirse otra vez a su estado original del otro lado.

El proyecto EATR  (Energetically Autonomous Tactical Robot o Robot Táctico Energéticamente Autónomo) es un  robot que come materia orgánica, un androide autónomo, capaz de alimentarse con materia orgánica tal como plantas, insectos etc. El será básicamente un vehículo terrestre no tripulado, capaz de mantenerse en funcionamiento por su mismo, tomando energía de donde pueda. Se han desarrollado antes robots capaces de funcionar con fuentes de energía diferentes, pero hasta donde sabemos, es la primera vez que uno de estos dispositivos puede triturar materia orgánica y procesarla convenientemente para obtener los voltios que su electrónico cerebrito necesita para “pensar” en formas efectivas de matarnos.

Además de todos estos artilugios que producen escalofríos, DARPA está detrás de otros inventos como la llamada Granada Nuclear, basada en un isótopo del hafnio, esta pequeña bomba sería capaz de liberar una enorme cantidad de energía similar a la de una bomba nuclear.

Otro de los proyectos más ambiciosos es el de trabajar con insectos biónicos. Se trataría de implantar en insectos sensores con diferentes misiones a cumplir. El proyecto se llama HI-MEMS (Híbrido Insecto-Sistemas Microelectromecánicos) y pretende colocar piezas mecánicas en seres vivos. Estos animales ciborgs trabajarían a voluntad de su amo. En esta ocasión, DARPA busca cómo insertar artefactos minúsculos en insectos en su fase larvaria o de pupa. Con ello, el cableado queda integrado dentro del cuerpo del animal cuando llega a adulto.

Mas información en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario