viernes, mayo 04, 2012

PRIPYAT, LA CIUDAD FANTASMA DE CHERNÓBYL



Cuando llegué en el autobús vi la destrucción. Se me puso la piel de gallina. Pasé todo el día corriendo en la habitación de control tratando de tirar agua al reactor. Sentía náuseas, otros vomitaban a mi alrededor. Fui la última persona oprimiendo botones e interruptores para tratar de arreglar las cosas. Cuando me cambié la ropa noté que mi piel estaba como bronceada, pero hasta entonces desconocía la gravedad de la situación.

Alexey Breus
Trabajador de Chernóbyl

(Muchos años más tarde, Alexey regresó a buscar a su amigo Konstantin Rudya, ex ingeniero de la planta nuclear de Chernóbyl, quien vivía en Pripyat con su esposa Marina y su hija Alina. La joven, quien ahora estudia Fotografía en Berlín, regresó con él a Pripyat, de donde fue evacuada en brazos de su madre).

+++

Konstantin Rudya, ex ingeniero de la planta nuclear de Chernóbyl, era mi padre. El falleció de un cáncer repentino e implacable a la columna vertebral con características inexplicables para los médicos. En un mes pasó de tener un dolor en la espalda a no poder mover el torso que, según quienes estuvieron con él en sus últimos días, hacía un escalofriante ruido de vidrios rotos. La autopsia reveló que parte de su columna se había vuelto una esponja calcificada y había desaparecido el resto del hueso. En ese momento me di cuenta de lo que significa Chernobyl. 

Mi madre, Marina, no quiere regresar, pero  ella todavía recuerda los días surrealistas que siguieron al accidente. Cuando mi padre llegó a su casa, cerró las ventanas y le dio todo a ella y a su hija. Todo el mundo sabía que algo andaba mal, pero la gente se seguía nadando en el río.

Alina, 
hija de Konstantin Rudya

+++

Las autoridades interrumpieron todas las formas de comunicación. Era imposible hacer llamadas telefónicas y salir o llegar a Pripyat hasta que se anunció por megafonias la evacuación obligatoria de la ciudad. Habían pasado 36 horas de la explosión del reactor cuatro. Algunos amigos empacaron una pequeña maleta para una semana, nunca imaginé que no íbamos a regresar. 

No quiero ni pensar en el riesgo que todavía corremos por la exposición a altas dosis letales de radiación. Pienso todo el tiempo que los que piensan en la muerte, mueren primero. Mi marido nunca pensó en irse de Ucrania, era un patriota, quería quedarse en Kiev y por eso siguió trabajando en Chernobyl. Él recibió muchas ofertas de trabajo del exterior, pero quiso quedarse en Ucrania. Su trabajo implicaba frecuentes incursiones en el sarcófago mortal.

Marina, 
esposa de Konstantin Rudya

+++

El domingo 27, a las diez de la mañana, anunciaron a la población que sería evacuada. Les dijeron que se llevaran lo necesario para tres días y que no se olvidaran de los documentos de identidad. Nos explicaron que nos sacarían por tres días de Prípyat y que después ya se vería. A las tres de la tarde, en la plaza, había 1.500 autobuses esperando a los cerca de 50.000 habitantes de Prípyat. Recuerdo que no había pánico en absoluto y que hacía un calor horroroso para esa época del año, más de 30 grados. Poco a poco la gente iba subiendo a los autobuses. Muchos habían salido el fin de semana fuera de la ciudad y cuando comenzaron a regresar por la tarde tuvieron que correr para ser evacuados. Pero ellos al menos tuvieron suerte, pues consiguieron llevarse consigo lo indispensable. Hubo otros que tuvieron peor suerte: Por ejemplo, los que habían ido a pasar el fin de semana a Kiev y regresaron el lunes. A esos ya no los dejaron entrar en Prípyat, y en sus casas habían dejado su dinero e incluso sus documentos de identidad, todo.

Ivan Chémizov

+++

El accidente nuclear de Chernóbyl, es el más grave de la historia junto con el reciente de Fukushima, en Japón. La explosión del reactor número cuatro fue capaz de liberar doscientas veces más la radiación de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, causando la muerte directa de 31 personas y dejando una herencia de más de 4.000 muertos. El gobierno de la U.R.S.S., completamente desconcertado y tardío, tuvo que desalojar inmediatamente a más de 135.000 personas, de los cuales 50.000 eran los habitantes de Pripyat y el resto de cernanías. La radiactividad emanada por el accidente llegó a diversos países europeos, especialmente a Bielorrusia y Suecia; el 40 por ciento del territorio europeo quedó contaminado: más de 400.000 personas tuvieron que ser desalojadas. Pese a la catástrofe, el cierre definitivo de la central no se produjo hasta diciembre del 2000.

¿QUÉ PASÓ REALMENTE EN CHERNÓBYL?
















En realidad la central nuclear de Chernóbyl tenía que llamarse Prípyat, en honor a la ciudad que fue levantada especialmente en 1970 para que los trabajadores de la misma. En 1977, la central comenzó a dar electricidad convirtiéndose en la más potente de la desaparecida Unión Soviética. Es por ello que mucha gente se instaló en Prípyat, una ciudad cómoda para vivir y donde los sueldos eran más altos que los de la media nacional. La ciudad llegó a alcanzar los 50.000 habitantes, siendo gran parte de trabajadores de la planta nuclear y sus familiares. Al estar a un kilómetro de Chernóbyl, inmediatamente tuvo que evacuada y declarada completamente inhabitable. Hoy, Pripyat, es una ciudad casi abandonada, un fantasma de cemento y óxido tan sólo habitada por los científicos y trabajadores de la central, que tratan que esa contaminación amenazante aun, no emane hacia el exterior.

Con el paso del tiempo, Pripyat está siendo devorada por una vegetación agresiva e indiferente, con árboles que crecen dentro de los edificios y el horror impregnado en su atmósfera, un panorama dantesco que te engulle el alma. Lo que fue una ciudad futurista con jóvenes prometedores, de repente se convirtió en un doloroso monumento de la extinta era soviética. El reactor fue enterrado bajo una estructura de concreto, conocida como sarcófago, que todavía contiene y filtra, combustible altamente radiactivo y que está siendo reemplazado por una nueva construcción, tal como hemos explicado anteriormente en: Un Nuevo PeligroAmenaza Chernóbyl.

KarlFM.-

Detalle de la parte central de la medalla que se hizo circular entre los Liquidadores del desastre de Chernobyl. Esta figura representa una gota de sangre atravesada por las radiaciones con los signos griegos de alfa, beta y gama. Estos trabajadores fueron requeridos por las autoridades y se expusieron a altos niveles de radiación a causa de este trabajo.

Este artículo está escrito en memoria de las víctimas y damnificados por el desastre de Chernóbyl, pero sobre todo está escrito en recuerdo a los llamados LIQUIDADORES, esas personas anónimas que, aún sabiendo que iban a morir, evitaron que se produjera una segunda explosión en la central y que la contaminación nuclear llegara aún más lejos. 



Pripyat fue fundada el 4 de febrero de 1970 expresamente para dar hogar a los trabajadores de la Central Nuclear V.I. Lenin de Chernobyl y a sus familias. Debido a su estratégica posición geográfica en un clima relativamente templado y un suelo muy fértil, cerca de una estación de tren, una autopista y, por supuesto, el río Pripyat, la ciudad comenzó a desarrollarse, convirtiéndose en una de las zonas más agradables para vivir de la antigua URSS. Debido a eso la población en sólo 16 años creció hasta más de 40.000 personas. La construcción de la ciudad fue llevada a cabo por el Partido Comunista de la Unión Soviética, mientras Leonid Brezhnev era el presidente.

La ciudad se extendió y los primeros habitantes en habitarla fueron los constructores, que ganaron experiencia, junto con varios políticos soviéticos desde todos los extremos de la URSS. Pripyat estaba compuesta por varios microdistritos (vecindarios), con un radial atravesando el centro de la ciudad. En la ciudad, los constructores añadieron numerosas señales y paneles luminosos, que fueron acompañados de también decoraciones de cerámica en las fachadas de los edificios. La belleza de la ciudad tenía que ser fundamental para los trabajadores de la central, y por eso se contrataron arquitectos soviéticos progresistas que pudiesen visualizarlo. Uno de los sitios más hermosos de la ciudad eran la entrada a la ciudad, el Centro Cultural Energetik, el Edificio de Administración, el Café Pripyat (que se encontraba cerca del río), y en el centro de la ciudad, el Boulevard Lenin. La creatividad era aprovechada por los arquitectos ciudadanos que la incorporaban en el paisaje de la ciudad.

Al contrario que ciudades de importancia militar, el acceso a Pripyat no estaba restringido antes del desastre. Antes del Accidente de Chernóbyl, las centrales nucleares eran vistas por la Unión Soviética como más seguras que otros tipos de centrales eléctricas. Las centrales nucleares fueron presentadas como un logro de la ingeniería soviética, donde la energía atómica era utilizada para proyectos pacíficos. El eslogan Átomo Pacífico era popular en esos tiempos. Inicialmente la construcción del complejo estaba previsto a solo 25 km de Kiev, pero la Academia Ucraniana de las Ciencias, junto con otros cuerpos, expresaron su repulsa a que la central estuviera tan cerca de la ciudad, por lo que la planta, junto con Pripyat, fueron construidos en su actual localización, a unos 100 km de Kiev. Tras el desastre, la ciudad de Pripyat fue evacuada en dos días.

En febrero del 1970, en el inicio de su construcción los oficiales llegaron a la conclusión de que la mayor parte de los 10 000 habitantes que tuvieron inicialmente eran de Kiev y pensaron en que para que los habitantes se sintieran más como en casa, plantar un arbusto de rosas por habitante, así que más o menos en 1986 la ciudad tenía 50.000 arbustos de rosas.

Las primeras vías urbanas se llamaron Avenida de los Entusiastas y la calle de la Amistad de los Pueblos. A finales de 1985, la ciudad disponía de un centro cultural, una librería, un cine, un hotel, una escuela de arte con una sala de conciertos, instituciones médicas, escuelas de formación profesional, una escuela técnica de ingeniería llamada Kuybyshevsk, instituciones domésticas, comedores, cafeterías, tiendas y más de diez guarderías.

La ciudad también tenía una zona más cercana a la central en la que los empleados al salir tenían una zona para relajarse y hacer picnics con sus familias e incluso se hacían competiciones entre los empleados. Pripyat era un sitio de recreación en el que vivían habitantes con una media de 30 años. Los constructores prestaron mucha atención a los preescolares y las instalaciones deportivas. Pero sobre todo prestaron atención a la media de edad ciudadana y pudo comprobarse que en los primeros habitantes la mayoría no eran menores de 26 años. Más de 1.000 bebés nacían cada año en Pripyat, por lo que era muy habitual ver a las madres casi todos los días con sus bebés.

Según con los planos maestros del desarrollo de Pripyat, se suponía que alcanzaría al menos 80.000 habitantes, la ciudad atómica se esperaba que fuese una de las más bonitas de toda Ucrania. Esta ciudad, durante su mejor época, era conocida en la Unión Soviética como: la ciudad del futuro, pues era una ciudad planeada que contaba con amplias avenidas, edificios de hasta dieciséis pisos de altura, abundante vegetación, una media de edad de 29 años e inexistentes índices de criminalidad. Además, el gobierno municipal tenía en marcha planes de expansión y mejora para la ciudad, que incluía la construcción de una torre de televisión, un hotel, dos centros comerciales, pabellones deportivos, cines y un palacio de la cultura.

Los órganos de distrito de la RSS de Bielorrusia y RSS de Ucrania y de la Defensa Civil recibieron el informe sobre la explosión y fuego en la Central Nuclear de Chernóbyl temprano en la mañana del 26 de abril. Varias horas después, el personal de Defensa Civil de la RSS de Ucrania, se desplegó en la ciudad de Pripyat. Los militares colocaron cordones y prohibieron la entrada para todos los vehículos de transporte, con excepción de los camiones de servicio. Por la tarde se organizó el control constante del estado de la radiación en Pripyat y alrededores. Los niveles más altos de radiación estaban en en el oeste de la central, pero la difusión de la contaminación radiactiva fue más bien insignificante, por el poco viento. El personal de Defensa Civil estaba preparado para la evacuación de la ciudad, aunque sólo el gobierno de la URSS era capaz de tomar una decisión acerca de la evacuación, que no se llegó a producir hasta pasadas 36 horas del accidente. Las autoridades soviéticas, al mando de Mikhail Gorbachov, aseguraron a la población que podían continuar haciendo vida normal. Incluso las escuelas de Pripyat abrieron sus puertas y recibieron a los niños de forma habitual.

Por la noche el nivel de radiación en Pripyat supera el fondo natural en 1.000 veces (0,1 mSv / h). Aunque la situación de la radiación no causaba alerta, sin embargo, los físicos de la comisión gubernamental recomendaban evacuar a los habitantes, ya que no podía juzgar con confianza sobre el estado de la zona del reactor activo y un mayor desarrollo del accidente. Cerca de las 22:00 horas la Comisión llegó a la conclusión de comenzar la evacuación al día siguiente - 27 de abril. De la Comisión se han conectado con las organizaciones de transporte hasta Kiev y ha organizado una entrega más de mil autobuses, que llegaron por la noche. La autoridad civil local de los asentamientos circundantes se preparó para la aceptación de los evacuados. Con la toma en consideración de la contaminación radiactiva del territorio, se eligieron las rutas de evacuación y los líderes de grupos, chóferes, los militares y los evacuados que se preparan las instrucciones claras.

El sábado, 26 de abril, no se hizo advertencia oficial de la población local acerca de la necesidad de estar en sus casas. Un centro de ocio ciudad fue recientemente inaugurado varios días antes del accidente y había mucha gente allí. No se organizó también la difusión de tabletas de yoduro de potasio y que no eran suficientes, incluso los respiradores para los niños.

A las 7 de la mañana del domingo, 27 de abril, el presidente de la Comisión gubernamental confirmó una decisión sobre la evacuación de la población de Pripyat. A las 10:00 horas se reunió con autoridades de la ciudad y le dio instrucciones para la preparación de las evacuaciones, que estaba prevista a las 14:00 horas. Cerca del mediodía el corto mensaje del oficial a los habitantes fue enviado por la radio en el que se ofreció a disposición durante tres días con ellos y estar preparados para la evacuación a las 14:00 horas. Cerca de 1.200 autobuses, recogidos cerca de Chernóbyl, movido por la columna de varios kilómetros empezó la evacuación de la población de Pripyat a las 14:00 horas, después de pasar poco más de 36 horas del accidente.

Se previó la evacuación de 44.600 personas, pero el número real de personas fue menor debido a que algunas personas ya habían abandonado la ciudad o se había ido a otro lugar en fin de semana. Sin embargo, las autoridades soviéticas informaron a la población de la evacuación inmediata sin necesidad de llevar nada consigo excepto documentos y alimentos para el viaje, ya que regresarían a sus casas en unos días. Según la fuente oficial de información los vehículos de transporte fueron suficientes y la evacuación fue relativamente fácil. En menos de tres horas, en la ciudad se han quedado sólo los que ejecutan sus deberes oficiales. Los evacuados fueron colocados en familias de las ciudades y aldeas de los distritos contiguos

El 28 de abril de 1986, la Defensa Civil de la RSS de Ucrania se ofreció a crear en torno a la central un área alienante de 10 km. El 2 de mayo los líderes del gobierno llegaron de Moscú. El presidente del Consejo de Ministros de la URSS, N. Ryzhkov, que podría atraer el potencial industrial de la URSS en busca de ayuda, organizó el grupo en la operación del Buró Político del Comité Central del PCUS para la gestión de las obras en el ámbito nacional. En ese momento era posible tomar decisiones de principio, por las organizaciones de las obras necesarias y que será la aportación de las diferentes organizaciones de la URSS para la mitigación de las consecuencias del accidente.

Se aceptó la decisión sobre la evacuación de la población el 2 de mayo de la zona de 30 km de radio alrededor del reactor, que se hizo a nombre de la zona de exclusión Chernóbyl. La evacuación de toda la población de la zona de exclusión Chernóbyl se terminó 6 de mayo. Esa fue una operación, que requirió el transporte de muchos miles de personas y animales. La zona de exclusión fue vallada y desde entonces el acceso es estrictamente restringido. Aunque hoy en día nadie vive ahí, un cierto número de personas en la unidad de tiempo para trabajar en la Central Nuclear de Chernóbyl, haciéndose cargo de los trabajos para la descontaminación del territorio, así como para investigaciones científicas. Algunos habitantes evacuados más tarde llegaron secretamente a las casas. Según los informes, algunas personas han obtenido el permiso de retorno, en la parte menos contaminada de la zona.

En 1986, la ciudad de Slavutich fue construida para reemplazar a Pripyat. Tras la ciudad de Chernóbyl, ésta es la segunda mayor ciudad para acomodar a los trabajadores de la planta y los científicos.

Curiosamente y a pesar del peligro de contaminación de la zona y de los objetos, muchos de los edificios de apartamentos han sido saqueados. Pero nada de valor se dejó atrás. Aunque muchos de los interiores de los edificios han sido víctimas del vandalismo a lo largo de los años, algunos edificios continúan sin tocar. No obstante, la falta de mantenimiento, hace que los techos goteen, y en primavera, las habitaciones queden inundadas de agua. No es inusual encontrar árboles creciendo en techos e incluso dentro de los edificios. Un colegio de cuatro pisos se derrumbó parcialmente en julio de 2005.

Actualmente Pripyat no tiene ningún habitante, solo investigadores, científicos y fuerzas de seguridad que custodian la zona de exclusión, ya que el acceso sin autorización está penado con cárcel, aunque sí acuden a visitarla turistas con permisos especiales. La ciudad tiene muchos edificios de apartamentos, dentro de los cuales se encuentran abandonadas fotografías, juguetes de niños, ropa y otros objetos personales. También hay restaurantes, plazas de juego, hospitales, escuelas y gimnasios abandonados. Debido al inexistente mantenimiento de las construcciones, dentro de ellas el moho, los hongos y las plantas han crecido gracias a la humedad producida al derretirse la nieve de invierno. En la primavera al derretirse la nieve del invierno, o en los días de lluvia, se suele quedar el agua estancada en las azoteas o en los pisos superiores de los edificios, a veces cuando bajan a los pisos, derrumban los suelos o hacen humedades en las paredes, debilitando las pinturas de las mismas.

Por una larga carretera vacía se llega al puesto de control de la zona de alienación, una zona de seguridad de 30 km a la redonda resguardada por el ejército alrededor del área del accidente. El terreno que rodea al antiguo reactor está cercado también por un nuevo perímetro de 10 km a la redonda, donde se considera que hay más contaminación. De hecho, en Pripyat aún existen zonas en las que el nivel de radiactividad es doce veces superiores al que existe en la capital, Kiev. Especialmente peligrosos son los tejados que todavía siguen en pie, ya que albergan los mayores índices de radiación.

En la zona de 30 km alrededor del reactor había unas 94 aldeas y las ciudades de Pripyat y Chernóbyl. Actualmente, tras la masiva evacuación de la población, sólo queda un puñado de aldeas y la pequeña urbe de Chernóbyl, donde hay unas 2.000 personas, es decir, menos de 5% de lo que había hace 30 años.

La ciudad quedó totalmente suspendida, una muestra de ello es que aún se encuentran símbolos comunistas en los panoramas; en la casa de voto, todavía están las urnas y los carteles que se mostrarían el 1 de mayo, al igual que la montaña rusa oxidada -símbolo de Pripyat- que iba a inaugurarse ese mismo día y que nunca llegó a estrenarse. Sobre el edificio de gobierno, aún están los escudos de la URSS y de la República Socialista Soviética de Ucrania; e incluso partes del himno de la URSS escritas en un edificio.

Se estima que la zona no será habitable hasta dentro de varios siglos por las concentraciones de elementos radiactivos y la radiación no desaparecerá de forma absoluta hasta dentro de 24 milenios (que es lo que se cree que tarda el plutonio en extinguirse). Prácticamente, cualquier persona puede entrar a la ciudad, pero es recomendable llevar un dosímetro y no quedarse de noche debido a la presencia de animales salvajes como jabalíes, lobos o zorros, entre otros. Las puertas y ventanas han sido abiertas para reducir el riesgo a los visitantes. Pese a esta situación, hay quienes han regresado a sus antiguas casas y que, haciendo caso omiso de los peligros en la zona, han vuelto a cultivar el suelo. A pesar de todo ello la ciudad como toda la zona de exclusión, que una vez abandonada por el ser humano ha sido fuertemente colonizada por animales salvajes, sirve de refugio a los mismos, siendo posible encontrarse con manadas de lobos instaladas en la ciudad.

PRIPYAT (ANTES DEL DESASTRE)



LA EVACUACION DE PRIPYAT (DURANTEEL DESASTRE)



PRIPYAT (DESPUÉS DEL DESASTRE)




Población
La población de la ciudad de Pripyat antes del accidente de la central nuclear de Chernobyl el 26 de abril 1986 era de 49.400 personas. La edad promedio de los residentes era de 26-29 años. La superficie total era de 6,587, 160 viviendas, 13.414 pisos.
Educación
Existían quince jardines de infantes para 4.980 personas, cinco centros de enseñanza secundaria para 6.786 alumnos y una unidad de escuela de formación profesional para 600 alumnos.
Asistencia sanitaria
La ciudad disponía de una unidad médica № 126 de 410 camas y 1.750 visitas a tres clínicas.
Comercio
25 tiendas en 9.239 m² de superficie comercial. Catering para 27 comedores, cafeterías, restaurantes para 5.535 plazas.
Cultura
Había tres instituciones culturales: el palacio de la cultura, un cine para 1.220 espectadores y una escuela de arte con ocho aulas para una capacidad total de 312 estudiantes.
Deporte
10 salas de deportes, 3 piscinas, dos estadios.
Jardinería
Un parque, juegos infantiles, 18.136 árboles, 249.247 arbustos y 33.582 rosas.
Industria
En Pripyat residían cuatro empresas con una producción total de 477 millones de rublos. Particularmente notable fue la fábrica Júpiter, que produjo el carrete analógico de cintas de magnetófono del mismo nombre.
Construcción
Seis empresas de construcción principal que realizaban un volumen de trabajo de construcción de 132,3 millones de rublos.
Transporte
Pripyat t contaba con la estación de tren Yanov, y tres empresas de transporte, entre ellas la compañía de transportes por carretera de la central nuclear de Chernobyl, con 533 unidades de transporte, incluidos 167 autobuses.
Suministro de agua
28 pozos artesianos con una producción diaria de agua de 15.000 m³ por día, de los cuales 8.050 en la ciudad.
Energía eléctrica
121.000 kilovatios-hora al día, incluyendo la zona industrial con 29.000 kilovatios-hora.


4 comentarios:

  1. YO FUI A CHENOBYL PERO NO ME DEJJARON ENTRAR PERO MI PREGUNTA ES TODAVIA HAY GENTE VIVA EN CHERNOBYL? SI LO HAY LA RADIACION LOS DAÑO Y PUEDE QUE ESDTEN LOCOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. porque no te dejaron entrar??? se supone que hay agencias de turismo en Kiev que te hacen el contacto directo y puedes entrar en menos de una semana :S

      Eliminar
    2. Por que me dijeron que ay muhca radiacion y que me podia haer daño y ps no se pudo pero solo pude ver desde lejos en un elicoptero pero lo peor de todo es que yo logre ver con mi camara con zoom a alguien caminando tambaleandose y sangre a los lados como si fuera un ZOMBIE o una perosna con RADIACION y me puse balnco de terror lo quise ayudar pero no se podia por qu eno puedo entrar y avia mucha sangre creme pero bueno es mi respuesta adios xd xd xd :D

      Eliminar
    3. Deja de decir idioteces, le faltas el respeto a mi padre y a todos los demás que murieron tratando de evitar que el corio fundido cayese a las piscinas de contención, llenas de agua, para que no inundase la atmósfera con 30 toneladas de vapor de agua cargado de elementos radiactivos, que hubiesen dado la vuelta al mundo en cuestión de días. Debieron haber dejado que las nubes se saturaran de radiación, para que hubieses nacido sin boca, 15 dedos por mano y 1 ojo, grandísimo hijo de puta!!!

      Eliminar