domingo, mayo 20, 2012

LAS PIRÁMIDES SUMERGIDAS DE YONAGUNI








Teotihuacan, México, piramides parecidas a las sumergidas en Japón
 

Cada vez que me detengo a reflexionar sobre los misterios de la vida y la Tierra, me asaltan muchos interrogantes que me demuestran que prácticamente no sabemos nada acerca de nuestra historia y, que muchas de las cosas que nos han enseñado, no son tales y, otras, están deliberadamente olvidadas o silenciadas. En realidad Sócrates tenia razón: solo se que no se nada.

Las pirámides son una de las edificaciones más extrañas y enigmáticas que existen; se ha escrito mucho sobre ellas y se seguirá escribiendo porque, desde mi punto de vista, encierran la clave de nuestra existencia y origen. Cabe observar que están presentes en muchas partes, construidas en épocas diferentes y bajo civilizaciones alejadas en su tiempo: Egipto, Sudán, México, Perú, la antigua Mesopotamia (zigurats de Irán e Irak) , incluso Bosnia, Cuba, etc. Todas estas antiguas civilizaciones contienen pirámides cuyos usos y características difieren entre si, aunque parecen seguir un patrón colectivo: reproducir la misma forma geométrica. A esta forma se han atribuido características de carácter mágico y efectos físicos especiales.

Arquitectos, arqueólogos e historiadores coinciden en que la explicación para que la pirámide sea una forma tan común es muy sencilla y no tan misteriosa: la pirámide es una forma muy estable que puede construirse sin necesidad de argamasa, ya que el peso de cada hilera de piedras se distribuye de forma uniforme sobre la anterior. Al reducir su sección según asciende, se evitan los momentos de fuerza propios de construcciones basadas en prismas de base cuadrada o similares; estos momentos de fuerza son estudiados por arquitectos y aparejadores para diseñar la disposición de vigas y pilares de un edificio, pero en un principio una pirámide no necesita de cálculos complejos de estructuras para ser factible. Así, para una civilización primitiva, es la forma más fácil de elevar un edificio grande y majestuoso que no se venga abajo fácilmente.

A parte de su explicación práctica, las pirámides encierran muchos enigmas, cálculos, posición respecto al universo, punto de conexión hacia otras dimensiones, posible morada de dioses, vínculo con civilizaciones extraterrestres, etc. Por más que la ciencia oficial se empeñe en demostrar que todo en esta vida tiene una explicación práctica o científicamente demostrable, nadie sabe, a ciencia cierta, que representan , sencillamente porque ninguno de los que se aferran a la ciencia oficial, ha vivido esas épocas y, por tanto, son trestimonios directos de sus respectivas construcciones. Si hemos de partir de documentos y evidencias hallados, no cabe duda de que ellos hablan por sí mismos de cosas, fenómenos y hechos que no tienen explicación alguna a través de la ciencia pero siguen ahi esperando ser descubiertos.

Se habla mucho de las pirámides egipcias, de las precolombinas, así como de las chinas, pero  existen otras pirámides mucho menos famosas y completamente desconocidas; se trata de las pirámides submarinas de Japón. Estas pirámides están en las aguas que rodean a la Isla Yonaguni, y fueron descubiertas en 1986. MasaakiKimura, geólogo marino de la Universidad Japonesa de Ryukyus, afirma que son obra de la mano humana, y de una civilización que existió hace más de 5.000 años, otros científicos dudan de esta teoría y tienden a pensar que son formaciones naturales.

Una de las cosas que más molestan en el arduo camino hacia el conocimiento, es la tendencia constante de la supuesta ciencia oficial de negar las cosas y sus posibilidades, como si realmente ella tuviera el poder de la verdad absoluta. Sin embargo, la mayoría de estos científicos creen en la existencia de un Dios cristiano, el primer extraterrestre de la historia y, por ende, un ser completamente indemostrable para cualquier método científico.

Kimura observó ciertos detalles en las formas de estas construcciones de hasta 25 metros de altura, como caracteres tallados en piedra, y rocas con formas similares a las de animales. Se cree que estas construcciones (humanas,  naturales o e extraterrestres) podrían pertenecer a la civilización Mu que quedó sumergida por un gigantesco tsunami hace más de 2000 años.

Independientemente de las teorías y de las versiones oficiales, las pirámides, estén dónde estén e independientemente de quienes las hayan construido, seguirán siendo un profundo enigma de difícil respuesta, ya que el paso del tiempo suele borrar cualquier evidencia en pos a todo tipo de especulaciones.

KarlFM.-

***



No hay comentarios:

Publicar un comentario