miércoles, abril 18, 2012

LAS FORTALEZAS MARINAS DE MAUNSELL


No son las máquinas bélicas de The Empire Strikes Back (Star Wars), ni las férricas torres de gas natural o de extracción petrolífera, ni tan siquiera artefactos oxidosos para una película de terror cluastrofóbico o de ciencia ficción épìca; son las increíbles y abandonadas fortalezas marinas de Maunsell, llamadas así en honor a su diseñador Guy Maunsell, un extraño ingeniero civil que se vinculó a diversos proyectos militares a través de su empresa G. Maunsell & Partners, pionera en el uso del hormigón pretensado para la construcción de grandes puentes. 



Originalmente se trataba de fortificaciones defensivas que fueron construidas durante la Segunda Guerra Mundial para ayudar a defender al Reino Unido de posibles incursiones aéreas alemanas y ampliar la cobertura de los radares permitiendo a la Royal Navy localizar las posiciones de las minas marinas colocadas por los alemanes y así evitarlas.

Las estructuras eran cuatro: Rough Sands (HM Fort Roughs) (U1), Sunk Head (U2), Tongue Sands (U3) y Knock John (U4). Eran de hormigón, y se componían de una barcaza pontón con dos torres cilíndricas en cuya parte superior se instalaban dos cañones de 3,75 pulgadas y dos cañones antiaéreos Bofors de 40 mm. Eran construidas en diques secos y luego se montaban como unidades completas. Se fijaron en el mar durante 1942. Se consideró la instalación de más fortalezas en el Canal de la Mancha capaces de enfrentarse a naves enemigas.





Maunsell diseñó también fuertes para torres de defensa antiaérea (Maunsell Army Fort). Estas eran unas instalaciones mayores que comprendían siete plataformas de acero interconectadas entre sí, cinco dispuestas en semicírculo alrededor de una plataforma central que hacía las veces de centro de control y residencia del personal. La séptima estaba localizada en el exterior del semicírculo y estaba dotada de un gigantesco foco. Tres de estos fuertes fueron instalados en el río Mersey. Otros tres se colocaron en el estuario del Támesis: Nore (U5), Red Sands (U6) y Shivering Sands (U7). Cada uno de estos fuertes antiaéreos disponían de cuatro cañones QF de 3,75 pulgadas y dos cañones Bofors de 40 mm. Durante la guerra, los fuertes derribaron 22 aviones y alrededor de 30 bombas volantes. El Ministerio de Defensa los retiró de servicio a finales de la década de 1950 y desde que estas extrañas edificaciones dejaron de prestar sus servicios militares y fueron abandonadas, las más peligrosas para la navegación fueron demolidas, otras se derrumbaron con el paso del tiempo y el efecto de las tormentas marinas pero algunas sobrevivieron y han sido reutilizadas para diversos fines, tales como el emplazamiento de emisoras piratas en los años 60. Una de ellas, la conocida como Roughs Tower, fue y sigue siendo, la sede del Principado de Sealand (http://www.sealandgov.org/) , una micronación, creada por Paddy Roy Bates, que clama ser un estado independiente aunque carece del reconocimiento de los gobiernos mundiales y organismos internacionales; actualmente este micro país está en venta dado el precaria salud de su propietario.




KarlFM.-

+++

Breve historia de las fortifcaciones MAUSELL

En 1953, la torre Nore resultó seriamente dañada al colisionar contra él el barco noruego Baalbeck, resultando destruidas dos de las torres, falleciendo cuatro civiles y resultando destruidos cañones, equipos de radar y suministros. Las ruinas se consideraron un riesgo para la navegación así que fueron desmanteladas entre 1959-60. Partes de las bases del fuerte Cliffe fueron remolcadas hasta tierra, en el muelle Alpha cerca de la ciudad de Cliffe, donde hasta hoy permanecen fácilmente visibles.

Una de las torres de Shivering Sands se perdió en 1963 después de que un barco colisionara con ella. En 1964 la Autoridad Portuaria de Londres colocó equipos para monitorizar los vientos y las mareas en la torre en la que se ubicaba el foco y que estaba aislada del resto de las instalaciones desde el accidente. Estos datos se enviaban a tierra a través de un enlace de radio.

A mediados de la década de 1960, varios fuertes fueron reocupados por emisoras piratas de radio ya que la ubicación y sus dimensiones hace a estos fuertes ideales como plataformas para ubicar antenas de radio, siendo posible colocar una gran antena en la torre central, usando las otras torres como lugar para el resto de las instalaciones necesarias.

Es por ello que en 1964, pocos meses después de que Radio Caroline iniciara sus emisiones, Screaming Lord Sutch puso en marcha Radio Sutch en una de las torres de Shivering Sands. Sutch se aburrió pronto del proyecto y vendió la emisora a su manager
Reginalt Calvert quien renombró la estación como Radio City y se expandió ocupando las cinco torres que aún permanecían interconectadas. La muerte de Calvert durante una disputa sobre la propiedad de la emisora (se consideró defensa propia, más que asesinato) contribuyó a que el gobierno aprobara en 1967 una legislación contra los piratas.




Durante la época de las emisoras piratas, la Autoridad Portuaria de Londres se quejaba de frecuentes problemas en sus enlaces de radio debido a las emisiones de la cercana Radio City. La torre Red Sands también fue ocupada por Radio Invicta, renombrada posteriormente como KING Radio, anteanteriormente Ted Allbeury la convirtió en una emisora más similar a una emisora profesional de estilo easy listening llamada Radio 390, ya que la longitud de onda en la que transmitía era aproximadamente 390 metros. El episodio Not-so-Jolly Roger de Danger Man fue filmado parcialmente en la torre Red Sands y en los créditos finales agradece la colaboración de Radio 390.

Un pequeño grupo de entusiastas de la radio pusieron en marcha Radio Tower en el fuerte naval de Sunk Head, pero la emisora tenía un presupuesto limitadísimo, poquísimo alcance y estuvo en funcionamiento unos pocos meses. Los anuncios de la compañía afirmando que pretendía poner en marcha una emisora de televisión nunca fueron creíbles.

Paddy Roy Bates ocupó el fuerte naval de Knock John y puso en marcha Radio Essex, más tarde renombrada BBMS - Britain's Better Music Station - pero es más conocido por sus actividades una vez que abandonó la emisora pirata. Él mismo y otras personas viven en Roughs Tower desde 1964 tras convertir la torre en el Principado de Sealand anteriormente citado.

Sunk Head fue destruida por el cuerpo de los Royal Engineers a finales de la década de 1960 y Tongue Fort se colapsó durante una tormenta en 1996. Algunos barcos visitan en ocasiones los fuertes que siguen en pie y un consorcio llamado Project Redsands está planeando conservar los fuertes: http://www.project-redsand.com/

En agosto y septiembre de 2005 el artista Stephen Turner (http://www.seafort.org/) pasó seis semanas viviendo solo en la torre del foco del fuerte de Shivering Sands en lo que él llamó una exploración artística del aislamiento, investigando cómo la experiencia de uno mismo sobre el tiempo cambia en el aislamiento y lo que la contemplación creativa significa en un contexto del siglo XXI.

Wikipedia.-



















No hay comentarios:

Publicar un comentario