lunes, marzo 12, 2012

LA MISTERIOSA AGUA PREHISTÓRICA DEL LAGO VOSTOK


"Habría sido interesante que hubieran bebido de ese agua los dinosaurios y un miembro del Gobierno ruso"

Vladimir Putin






El pasado 5 de febrero del 2012, la máquina perforadora que opera en la base rusa del lago Vostok, alcanzó la superficie de este lago subglacial que durante millones de años permaneció aislado. Pocos días después, Vladímir Putin, recibió de manos del titular de Recursos Naturales, Yuri Trútnev, la primera muestra de agua prehistórica del lago subglacial Vostok, situado a unos 3.800 metros bajo el hielo antártico. El matraz, con tapa metálica y un líquido amarillento dentro, lleva la siguiente inscripción: “Lago Vostok, más de un millón de años de edad, profundidad 3.769 metros, fecha 5 de diciembre de 2011, Antártida”.

Trútnev comentó que esta primera muestra no fue sometida a análisis todavía. Según afirmó, el agua tendrá más de un millón de años de edad, aunque algunos expertos hablan de 30 millones de años. Según las hipótesis científicas este líquido amarillento puede contener claves de la vida en otros planetas helados y en la Tierra.

Investigadores rusos planean bajar en 2013-2014 una sonda robótica al fondo del lago Vostok, a unos 3.800 metros bajo el hielo antártico, declaró hoy el experto en criogenia y astrobiología Serguei Bulat, colaborador del Instituto de física nuclear de San Petersburgo (PIYAF, por su sigla en ruso). Hacia finales del año 2012, los exploradores sacarán del pozo la primera muestra, una columna de agua congelada de 30-40 metros de alto, que llegaría por vía marítima a San Petersburgo para mayo de 2013.

Serguei Bulat considera que los rastros de vida antigua deberían buscarse en la parte intermedia de esa columna y, especialmente, cerca del fondo. El agua que subió por el pozo bajo la presión, según él, podría ser “superficial, refrigerada en extremo y sin bacterias”.

Cuando los científicos alcancen el fondo de Vostok, será posible sacar conclusiones definitivas acerca los microorganismos que podrían preservarse en el lago. Ingenieros de PIAYF van desarrollando sondas robóticas para tomar muestras del fondo y planean usarlas en la temporada de 2013-2014.

Los investigadores suponen que la elevada concentración de oxígeno en el lago Vostok, de 0,7-1,3 gramos por litro, mataría a todas las bacterias conocidas a día de hoy.

“Si encontrásemos en la columna de agua microbios resistentes a tanta presión de oxígeno, sería el mayor descubrimiento, pues la ciencia ignora semejantes formas de vida. Sería como hallar vida extraterrestre en la Tierra”, dijo Bulat. El resultado negativo, a su juicio, no tendría menor importancia, pues “sería el único lugar sin vida en la Tierra”.

El lago Vostok tiene unos 35 millones de años y durante 15 millones de años permaneció prácticamente aislado de la atmósfera terrestre y la biosfera de superficie. El estudio de su ecosistema único contribuirá a esbozar un guión de cambios naturales del clima en los próximos milenios. También ayudará a entender cómo diversas formas de vida en la Tierra se fueron adaptando a  las condiciones extremas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario