sábado, octubre 08, 2011

GROUPIES: FLUIDOS VAGINALES EN LA HISTORIA DEL ROCK (2) ENTREVISTA CON PAMELA DES BARRES, LA GROUPIE MÁS FAMOSA DE LOS 60-70

 

Pamela des Barres fue una de las primeras intrépidas que logró colarse en los camerinos de los Stones, los Who, los Doors, los Zeppelin… Ahora, con 62 años, protagoniza un documental y prepara una serie sobre su vida. 

Durante la década de los 60 y principios de los 70, la californiana Pamela des Barres, más conocida como Miss Pamela, fue una de las primeras groupies de la historia: consiguió moverse como pez en el agua en la escena musical. Más tarde, en 1987, publicó el famoso libro I’m with the band: Confessions of Rock’s Greatest Groupies, líos amorosos con Mick Jagger (Rolling Stones), Keith Moon (The Who), Jimmy Page (Led Zeppelin) y Jim Morrison (The Doors). Casi nada. Ahora, Barres, de 62 años, va a participar en el documental Let’s spend the night together: backstage secrets of rock muses and supergroupies, en el que recorrerá el país contando sus travesuras por los camerinos más famosos del rock acompañada por otras exgroupies. La entrevistamos y confesó algunos de sus secretos.

¿Existen aún dioses del rock?

Ahora los rockeros con más dinero tienen más de 60 años: Paul McCartney, los Rolling Stones, Bruce Springsteen, los Eagles, Leonard Cohen, Dylan… ¿Hay alguien actual que sea como Mick Jagger? ¿Hay algún dios del rock a ese nivel? Bueno, creo que Jack White [White Stripes, Raconteurs…] sí es un dios del rock. White ha conseguido llegar al corazón y a la mente de millones de personas. Él es, en mi opinión, el único dios del rock ahora mismo.

¿Por qué has participado en este documental?

Porque a la gente aún le fascina esa época. Todas las chicas que participan en el documental son groupies clásicas de los años 60 y 70. Como Tura Santana, que ya estaba con Elvis antes de que la palabra groupie existiera. Y porque siempre va a haber groupies. Recuerdo la primera vez que escuché esta palabra. Era como: “Oh, alguien me ha llamado así. Ya tengo una término que define lo que estoy haciendo”. Pero rápidamente se convirtió en algo peyorativo, en un concepto mal entendido.

¿Qué quieres decir con “mal entendido”?

La gente cree que ser groupie es ser puta, estar una hora de rodillas en un autobús. Las groupies son solo niñas que quieren estar cerca de la música. Nosotras queríamos estar cerca de los Who, de los Kinks, de los Doors, de los Birds, de Love, de Buffalo Springfield y de Led Zeppelin. Queríamos ser parte de esa increíble mundo que era la música y que iluminaba a todo el planeta. Todo tenía que ver con el amor. “¿Por qué quieres conocer a esos chicos?”, nos decían. “¿Por qué no? ¿Por qué no querer formar parte de algo tan increíble?”.

¿Cuándo empezaste a ir a conciertos?

Vi a Dylan en el año 65 en Santa Mónica. Fui a primera fila. En aquella época yo era de las pocas personas que se acercaban hasta la primera fila. Me apoyé en el escenario para ver el concierto, y estuve mirándolo fijamente durante todo el concierto. Justo ahí decidí que eso era lo quería hacer durante el resto de mi vida. En el 65 fui a ver a los Rolling Stones con mi amigo Victor. Don [Van Vliet, de Captain Beefheart] iba al Ambassador Hotel, de Los Ángeles, para encontrase con ellos porque los conocía. Así que fuimos con él y acabamos escuchando jazz y blues con Charlie Watts y Bill Wyman en su habitación de hotel. Al día siguiente nadie en el instituto nos creía. Llamé a la puerta de Mick y él me recibió medio desnudo. Quería asustarme y lo consiguió. En vez de salir corriendo del hotel, entré dentro de la habitación. Era demasiado joven para saber lo que hacía, aunque sí sabía lo que quería.

¿El sida mató a la escena groupie?

La preocupación por contraer sida creció justo en la misma época en la que asesinaron a Lennon. “Alguien que nos ha pedido un autógrafo quizá pueda volver y matarnos”, pensaban los grupos. Esas dos razones hicieron que las puertas de los camerinos se cerraran a cal y canto. Al mismo tiempo, los rockeros comenzaron a relacionarse con chicas de otras bandas, y también con modelos, actrices… Ahora, un montón de groupies se morirían si las llamaran así: Renee Zellweger, Nicole Kidman, Gwyneth Paltrow, y sobre todo Winona Ryder. Todas ellas son groupies porque aman a los músicos.

¿Qué truco le recomendarías a una chica que quiera colarse en un camerino hoy en día?

Me preguntan esto prácticamente todos los días. Tienes que empezar con una banda local. A los músicos que adoras los puedes encontrar fácilmente en el bar tomando algo después del concierto. O también puedes hacerte periodista, fotógrafo o tener un blog. A veces los blogs tienen tanto éxito que incluso puedes llegar a entrevistar a tus ídolos. O formar parte del negocio musical (como promotor, trabajar en una discográfica…). O haz tu propia música y quizá seas su telonero.

El canal HBO está preparando una serie sobre tu vida, aunque se ha retrasado un poco. ¿Se va a hacer finalmente?

Sí, aunque está costando más tiempo de lo que pensábamos. He estado 25 años tratando de llevar a la pantalla mi libro, I’m with the band, y finalmente lo voy a conseguir. La serie está ambientada en el Laurel Canyon y el Sunset Strip [dos de los sitios de la escena musical de California] de finales de los 60. Zooey Deschanel [protagonista de la película 500 días juntos y componente del grupo She and Him junto a M. Ward] es la actriz que me interpreta a mí. La semana que viene nos vamos a reunir de nuevo con el guionista, Jill Soloway, para que le cuente más anécdotas. Zooey quiere que la película sea lo más fiel posible.


Por Patrick Doyle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario