miércoles, julio 27, 2011

LOS ENIGMAS FACIALES DE LUCA PIERRO


Parecen manipulaciones de software digital pero son la consecuencia de efectos conseguidos por la aplicación precisa y directa de flúor, leche, agua, harinas y otros elementos naturales sobre el rostro hasta conseguir dramáticas texturizaciones según la direccionalidad de la luz. Es un trabajo que requiere una visión y un dominio total de los elementos incrustados sobre la piel y de la luz idónea que resalta sus dramas.

Luca Pierro es un fotógrafo italiano cuya excelencia y originalidad se funde en un tratamiento impresionante del rostro humano como una regresión a estados primigenios donde los hombres se vinculaban a los elementos de la naturaleza para interiorizar sus estados salvajes, místicos y mágicos. Todos los elementos conducen a esa Madre Tierra, origen de la Humanidad. El protagonista de los retratos es el mismo fotógrafo, autorretratos inmersos en una cascada profundo de contraste, color, desgarro y alta definición.

Luca Pierro nació en Cantù (Italia) en 1978. A la edad de trece años consiguió su primera cámara, una Polaroid que le enamoró de la fotografía y del arte en general; la infkluencia de sus padres fue determinante, en particular la de su madre pintora. Con dieciséis años ya realizaba increíbles experimentos fotográficos en el laboratorio. A los diecinueve años se trasladó a Roma para realizar estudios universitarios. Durante este período, sin dejar de entregarse a la fotografía, se dedicó a la música, su otra gran pasión. En 2009 ganó el segundo premio en el concurso de fotografía en manos de Ichnusa en Cerdeña. En 2010 ganó el primer premio en MostraMi en Milán. Actualmente vive y trabaja en Cagliari, Italia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario