domingo, junio 03, 2012

SILENT VIEW, LAS VISIONES SILENCIOSAS DEL GOTICISMO FETISH


 

El silencio absoluto se encuentra dentro de la cámara, como una experiencia desagradable y espantosa, resultado de la ausencia de reflexión y la ausencia de orientación acústica en el espacio. Esto conduce a la privación sensorial, que puede inducir a alucinaciones o trastornos de pensamiento causados por la falta de estimulaciones externas.

Silent  View Project 


Silent-View es un extravagante, encantador y abismal proyecto gráfico alemán resultado del ensamblaje entre un fotógrafo del que no he podido averiguar su verdadero nombre y la modelo Fraeulein von Rosenfelde, entre otras, llegando juntos a estilizar la frialdad gótica y fetish  hacia el lado más sutil de la oscuridad, alcanzando cotas de elevada sensualidad frigorífica. Ambos tratan de poner en práctica las impresiones que pueden desarrollar las sensaciones internas del más puro aislamiento gótico.

Silent-View es pasión extrema por el goticismo bipolarizado, una especie de alucinación obsesiva que trasciende todos los sentidos humanos, jugando un doble rol entre Sade, la fría erótica y el culto religioso. La envoltura lumínica es espectacular, responsable de la cobertura estilística de las obras.

Trabajan para innumerables revistas como ELEGY, MARQUIS, VON GUTENBERG MAGAZINE, GOTHIC MAGAZINE, ORKUS, SONIC SEDUCER, DARK SPY; para bandas musicales como DEATHSTARS, KIRLIAN CAMERA, THE HORRORIST, PROJECT PITCHFORK, COVENANT, CAT RAPES DOG, THE ETERNAL AFFLICT, SPECTRA PARIS, SANTA HATES YOU; asi como para diseñadores de la tallas de ELIZABETH PARKER HATS, VECONA, ROYAL BLACK, JANE DOE LATEX, PONYMAEDCHEN, AMORE DE MORI, DANNY DELUXE, LES INCROYABLES.

Son imágenes marcadas por una iluminación especial, pinceladas con un estilo definido, con extravagantes poses y lugares sorprendentes que generan simulacros surrealistas de las esferas no cotidianas que habitamos. Son escenas de sueño, alucinaciones incandescentes, ideas delirantes se extrapolan hacia dimensiones que circundan lo tenebroso y lo sensualmente frívolo. Son muñecas de malévola porcelana, con corrosiones hacia el rojo y el gris plomizo, entre argenta y metal vampírico. Son símbolos de blanca dermis, figuras inmóviles, carente de soplo vital, frías como el mármoleo veteado, con aromas de rosas rojas y frutas encarnadas. No son almas cognibles, con colmillos o capas voladoras, son espectros blanquecinos capaces de helarte la sangre de un solo beso con sabor a hiel salina.

Son conceptos gráficos que derriten lenguajes metafóricos con el fin de despertar impresiones inconfundibles y transmitir emociones fuertes. La luz y el color es su fuerte y marcan una línea concreta que los diferencia del resto de trabajos góticos. Si a eso le sumamos el detallismo, la implementación de los complementos depurados, la peluquería y los maquillajes y un dominio exquisito en la localización de ambientes y perspectivas, podemos llegar a concluir que el trabajo de este tandem tenebroso.

Todos los aspectos se someten a la elaboración propia, el maquillaje, la ropa para la edición de sus obras, los elementos, los escenarios, todo surge de una elaboración personal profundamente reflexionada; nada escapa a la improvisación. Las modelos son rompibles, figuras frágiles pero a la vez peligrosas que, parecen sacadas de una malsana colección antigua de juguetes olvidados en el atico perverso de una mansión aristocrática ajena al paso del tiempo. Lencerías, encajes, ropajes brujeicos, mezclados con peluquerías Family Monster, y ambientaciones Tim Burton, hacen que toda esta cosmogonia gótica se transforme en un teatro dramático de sensaciones prohibidas. Más allá del bien y del mal, las muñecas blancas de Silent-View te abducen hasta el fin de los sueños.

KarlFM.-













































































No hay comentarios:

Publicar un comentario