lunes, junio 11, 2012

LOS PUZZLES IMAGINARIOS DE DANIEL MERRIAN


Hay una especie de marca que los artistas profesionales tienen que utilizar para salir adelante en el mundo … Mis pinturas son una especie de mundos imaginarios que nacen en un 3-D mental. La oscuridad y la luz crean equilibrios de contraste. Es como una montaña rusa: El miedo es parte de la emoción.

El surrealismo es una forma de pensar en clave simbólica y se desarrolla a partir de los sueños. La capacidad para ilustrar estas ideas oníricas es un talento que surge de vez en cuando en nuestra sociedad. No se enseña en una escuela de arte.

Desde que era un niño, la vitalidad de la vida me ha venido como olas de emociones. Mis sueños se han aferrado a mi naturaleza dejándome vulnerable, reequilibrado entre la sensualidad y la vergüenza. Mi deseo siempre ha sido ver, tocar y abrazar, las texturas de todo lo que me rodeaba. Estos sentimientos se han convertido en una parte integral de lo que soy. Trato de mirar hacia abajo en el abismo de vez en cuando y sacar algo interesante en el que puede trabajar.

Daniel Merriam


Los cuadros de Daniel Merrian son un conglomerado intercambiable sin fin, un puzzle extraño que no para de moverse, de agitarse como una coctelera que, al llegar a su estado de reposo, todos sus elementos se vuelven a recolocar en su justo espacio, bajo el orden preestablecido y con la simetría extrema que desemboca en una exquisita belleza plástica con significados inconscientes. Son piezas que se tuercen y chocan entre sí, que danzan, que se ensamblan, que se deshacen y se extrapolan más alla de su habitat natural, formando nuevas piezas y composiciones, cual de ellas más rocambolesca y extraña. En una descomposición agitada que termina en un  caos ordenado que enloquece a quien se atreve a buscarle significados.

Los trabajos de Merrian son ensoñaciones infantiles, regresiones libres y conscientes, donde los recuerdos del pasado impregnaron el alma del niño que vive rodeado de juegos creativos e instrumentos musicales, como aquellos objetos olvidados en el desván del ático perverso. Son fragmentos únicos, vibraciones emergentes que se autoconstruyen dentro de la mente tras una depuración madurativa y artística, convirtiéndose en arquitecturas plenas con significados. Al mismo tiempo son elementos de choque y contraste intenso, estructuras victorianas rodeadas de árboles frutales, objetos con formas, animales y seres combinados, todo un universo de creaciones que generan sensaciones como un viaje en un cuento de hadas. Daniel Merrian es un joven artista afincado en California pero nacido en Maine, cuyas composiciones primordiales le han facilitado una reputación a nivel mundial entre los más grances coleccionistas y conocedores del arte.

KarlFM


 








































No hay comentarios:

Publicar un comentario