miércoles, febrero 22, 2012

BAJO LA MAFIA SICILIANA



Películas como "El Padrino" nos han dado una imagen muy particular de los mafiosos. La verdadera realidad de los "hombres de honor" de la Cosa Nostra es muy distinta. Todas estas películas nos hablan de “hombres de honor”, llenos de estilo, poderosos tanto en las formas como en las maneras, con un fuerte atractivo, que sólo buscan cuidar de los suyos y de su familia. Y para cuidar de “los nuestros”, en ocasiones, en un mundo cruel y salvaje, sólo les queda la violencia como alternativa posible.

La Mafia nació en la región de Sicilia, Italia, en donde se autodenominó Cosa Nostra. En su origen era una confederación dedicada a la protección y el ejercicio autónomo de la ley (justicia vigilante) y, más adelante, al crimen organizado. Sus miembros se denominaban a sí mismos «mafiosos», es decir, ‘hombres de honor’. Los miembros de los distintos clanes mafiosos emplean una serie de “códigos de honor”., inviolables, de los cuales el más conocido es la omertá o ley del silencio. Actualmente el término también se usa para simples grupos delictivos. Sin embargo, la realidad de la Cosa Nostra, la mafia siciliana, no deja de mostrar casos muy alejados de esa idílica imagen de los mafiosos y sus “códigos de honor”. La realidad de la Mafia siciliana nos descubre que el único código es el de la muerte y la subordinación. Ese es el precio del poder en la Cosa Nostra.


 +++

No hay comentarios:

Publicar un comentario