domingo, diciembre 25, 2011

LOS SUEÑOS INCONSCIENTES DE SVETLANA BOBROVA

 

El mundo surrealista creado por Svetlana Bobrova, está lleno de criaturas extrañas. En este mundo todo es posible. Sus obras plenas de energía, pasión y de lo grotesco, como los sueños que nacen de las inquietudes y las experiencias reales, llevando al espectador hasta las profundidades del subconsciente. Tienen un brillo hipnótico interno, que penetra en los ojos, con transiciones de tonos neón, verde, amarillo y azul. Su técnica se basa en la fotografía, pero el resultado final está muy lejos de ella. Los gráficos que generan su computadora, ayudan al artista a ser espontáneo, a improvisar sin perder la idea, de seguir las emociones y darles los colores i significados más inusuales. Su original técnica y estilo, hace que sus obras sean maestras, únicas e inconfundibles.














Svetlana Bobrova es una artista rusa afincada en  Moscow que estudió Historia del Arte en la Saint Petersburg University, alcanzando el doctorado en esta especialidad; además es miembro del Fondo Internacional de Arte. Sus creaciones nacen dentro de su mente, cuando los sueños más personales emergen de los abismos del subconsciente. Todas sus imágenes siguen un patrón estilístico  que convierte su trabajo en una creación muy personal que profundiza conceptos y simbolismos dentro del surrealismo gráfico.

Cuando detienes la vista sobre sus obras, un mar de sensaciones extrañas te sobrecogen los huesos y los órganos del cuerpo; todo empieza a hervir como el agua dentro de un caldero a fuego intenso. Son obras que se perfilan como transformaciones secuenciales, fusiones en estado puro de derritación fluida, seres que se aman y deshacen hacia construcciones monoformes o en finas hilaturas en un espacio oscuro o azulado, algo asi como una fusión de la nada y el todo simplificados; muerte, amor y vida, estados de renacimiento surrealista, sueños, magia, pesadillas, deseos, todo se mezcla en una sensualidad fría y cálida al mismo tiempo, zoofórmica y antropoforme, hijas de una agitación endógena que pugna por liberarse hacia un nirvana espiritual. Son obras cuyos elementos conversan entre si mismos, diálogos gráficos que parecen alejarse del dolor y la tristeza para abrazarse en un estado puro de sensibilidad y pensamientos; todos los personajes interactúan y de sus mentes y cuerpos surgen las respuestas.


KarlFM.-

















































No hay comentarios:

Publicar un comentario