martes, mayo 03, 2011

¿MUERTO EL PERRO SE ACABÓ LA RABIA? INCÓGNITAS SOBRE LA MUERTE DE BIN LADEN


¿Por qué no se difunden imágenes? ¿Ha sido identificado a través de análisis genéticos? ¿Por qué lo lanzaron al mar? Muchas preguntas, pocas respuestas. El mundo entero habla de su muerte, pero nadie ha visto el cadáver. Los medios buscan un testimonio gráfico que calme la necesidad de verificar visualmente su fallecimiento, pero no hay rastro. Se ha dicho que ha sido lanzado al mar o que unas pruebas de ADN confirman su identidad pero lo cierto es que la historia, por ahora, parece arrojar más sombras que luces.

Cadena Ser
 ***

Dicen que los círculos por más que quieran cuadrarse nunca pueden ser cuadrados porque sus propias leyes geométricas se lo impiden y por tanto siempre obedecerá a sus formas circulares; la muerte de Osama Bin Laden es un círculo que no cuadra, no es lógica, ni se sostiene por ninguna base coherente. Demasiados puntos forzados, encajables a primera vista, pero con muchos cabos sueltos. Los argumentos expuestos, la forma y el método utilizado es más propio de una película de Sylvester Stallone que de una realidad auténtica de un país.

Un personaje como Bin Laden, acostumbrado a operar bajo la estrategia y táctica de un militar inteligente, astuto, prudente, previsor y desconfiado a su vez, gran conocedor de los procedimientos norteamericanos y forrado de dinero hasta la médula, no es normal que, de inmediato decida abandonar sus escondrijos seguros e inaccesibles de montaña, para colocarse a vivir en un ciudad, a 50 kms de Islamabad, capital de Pakistán, dentro de una mansión multimillonaria, a la vista de todos (se dice que la mansión estaba fortificada pero en las fotos se observa que no es asi y ha sido muy fácil entrar en ella). Pero es que además aun parece más incomprensible que Bin Laden dispusiera de un  correo de plena confianza que ha sido capaz de dejarse localizar por la Central de Inteligencia Americana, CIA, después de 10 años de intensa búsqueda y persecución, dejando al descubierto a Bin Laden. Todo resulta demasiado fácil, demasiado irresponsable, pueril, y no es propio que un general terrorista que ha sido capaz de burlar el sistema defensivo aéreo del país más potente del mundo y estrellarle 4 aviones a sus símbolos de mayor peso causando una de las mayores catástrofes de la historia norteamericana y al mismo tiempo poner en jaque mate a todo el mundo entero, que se de repente se vuelva tan vulnerable, confiado y transparente para ser detectado y eliminado en un santiamén. Y todo gracias  a un chivatazo. Hmmmmm! Resulta difícil de creer!

Pero si piensas más ves que muchas cosas no encajan. Tras recibir la información, un comando secreto de las fuerzas especiales SEALS, conjuntados por operativos de la CIA, acceden a la mansión donde dicen que se encuentra Bin Laden y lo acribillan a balazos junto a otras personas. Acto seguido y rápidamente toman el cadáver de Bin Laden y lo trasladan a un barco norteamericano donde se le extrae adn y tras hacerle unas fotos (que no saben aun si las publicarán) lo lanzan al mar (una forma sutil para que un cadáver nunca sea encontrado y se disperse rápidamente) indicando que no quieren que sea enterrado en tierra firme para evitar que la tumba se convierta en lugar de culto o un blanco para la profanación. A simple vista una cortada perfecta pero demasiado simple. Las tradiciones islámicas exigen que los muertos no pueden estar más de 24 horas sin ser enterrados. Sobre todo el montante operativo me llaman la atención algunas cosas.

Uno, el hecho de cambiar los escondrijos secretos e inaccesibles en los que Bin Laden ha sobrevivido 10 años sin ser visto y de golpe dejar esa seguridad por una mansión multimillonaria en una ciudad pakistaní, lo que le convertía en una presa fácil de ser avistada y neutralizada. Esa casa debía ser un fortín, probablemente un búnker inexpugnable a prueba de todo, custodiado por las mejores armas y los guerreros mejor entrenados de Al Qaeda, repleto de trampas, falsas habitaciones, salidas de emergencia, conectadas a mil pasadizos para ser usados en caso de necesidad y poder huir fácilmente por el lugar menos esperado; pues parece que no era asi. 20 hombres entrenados y 4 helicópteros fueron suficientes para entrar y cargarse al líder terrorista. Así de simple. Pim pam pum, fire and bye … bye baby!. La clave tras eliminar a Bin Laden era: Gerónimo (en alusión al líder de los indios apaches) EKIA (Enemy Killed In Action).

Tampoco me imagino a Bin Laden usando una de las teorías tácticas de los Hassassins o Nizaríes donde una de sus múltiples argucias era la de pasar inadvertidos permaneciendo escondidos entre las filas del enemigo, táctica que para mi es muy arriesgada para un jefazo como Bin Laden ya que el mínimo fallo te pone al descubierto. Los tiempos de secta ya han pasado y a pesar de que digan que Pakistán alberga muchos terroristas la seguridad de Bin Laden ha brillado por su ausencia.

Dos, se supone que en el círculo más íntimo de personas de Bin Laden era de absoluta confianza, por tanto el hecho de una traición interna, un chivatazo o de un seguimiento sin ser descubierto me resulta muy raro ya que el propio Bin Laden debía contar con esa posibilidad y por tanto sus correos o mensajeros debían ser distintos, cambiables, controlados y seguir procedimientos cada vez distintos. Militarmente hablando, confiarse en la rutina, acomodarse en una posición, es cavar la tumba; la confianza en estos niveles es prácticamente inexistente y para un hombre tan buscado la movilidad permanente, invisible, sin rastros, compleja e inaccesible a los demás, es sin duda una de las mejores tácticas de supervivencia. Parece que Bin Laden prefirió saltarse todas estas normas. La teoría del chivatazo desde Guantánamo me parece esperpéntica pero conociendo los métodos que allí se practican todo es posible.

Tres, tampoco me convence el modus operandi de las operación, comando secreto SEALS, espionaje CIA, disparos, una esposa de Bin Laden descubriendo al líder por un fallo, recogida veloz del cadáver, traslado a un barco, adn en pocas horas, fotos, traslado a Afghanistán para cotejar el adn y posteriormente lanzado al mar tras un pequeño ritual islámico y de urgencia, todo eso me parece una película de Misión Imposible guionada por mentes al más puro estilo Disney. Curiosamente y según la versión oficial se disponía de una muestra de adn de la hermana de Bin Laden ya que ésta había estado enferma de un cáncer y fue tratada en EEUU, concretamente en Bostón; de esta manera dicen que han podido contrastar el adn de Bin Laden con el de su hermana.

Cuatro, a mi tampoco me cuadra que el lanzamiento al mar se hiciera según los ritos islámicos. La tradición islámica sobre el enterramiento de los muertos exige que el muerto sea enterrado, nunca quemado y solo en los casos de posible profanación del cadáver se permite que sea sumergido en el mar. Probablemente los norteamericanos se han acogido a este punto para evitar que la existencia de una tumba en tierra firme pudiera generar un lugar de culto entre los seguidores del líder de Al Qaeda, pero … ¿Acaso los norteamericanos tenían expertos en ritos islámicos para hacer el ritual de forma veloz? Por qué no fue lanzado al mar en Pakistán? Por qué Afghanistán? ¿Dónde se efectuó la prueba del adn? ¿Cuántos días tarda en saberse el resultado? ¿Cómo pudieron contrastar el adn de Bin Laden con el de su hermana si el adn de ella estaba en EEUU y el de Bin Laden en Pakistán o Afghanistán? ¿Cómo mandaron el adn de Bin Laden tan rápido a EEUU o lo hicieron corriendo en un camarote del portaviones? Que yo sepa estas pruebas de adn precisan laboratorios y medios tecnológicos especiales. Quizás los servicios médicos de la Marina norteamericana están equipados con este tipo de tecnologías. Pero … según la Cadena Ser:

"¿Hay mar en Afghanistán? ¿Lanzar un cadáver al mar forma parte del ritual islámico? Pues ninguna de las dos cosas. En todo caso, el cuerpo de Bin Laden habría sido lanzado desde las costas de Pakistán y arrojarlo al mar contradice la ley islámica. Varios expertos de Centros de Estudios islámicos han puesto el grito en el cielo tras estas informaciones difundidas por los medios estadounidenses. Esta práctica se reserva para situaciones excepcionales -por ejemplo, cuando el fallecimiento se produce en un barco- pero el ritual clásico exige enterrarlo. "Parece que los estadounidenses tienen otros pretextos u otros motivos, que les han hecho temer que se convierta la tumba en un lugar de peregrinaje", ha declarado Abdel Moti Bayumi a la agencia EFE. No obstante, y para ensombrecer las intenciones y el transcurso del proceso, un oficial de defensa estadounidense ha informado de que le han dedicado un pequeño funeral religioso en el portaviones del helicóptero antes de ser lanzado y han justificado la decisión alegando que ningún país quería acoger su entierro … La residencia del dirigente terrorista también ha sido motivo de controversia. Pese a que se ha dicho que vivía en una impresionante mansión a todo lujo, las imágenes difundidas en exclusiva por la cadena estadounidense ABC no ponen en duda sus metros cuadrados, pero sí su confort, su seguridad y las condiciones tan privilegiadas del hogar". (cadenaser.com).

Por otra parte cabe observar que hacia ya tiempo que Bin Laden no aparecía en las noticias, ni ninguno de sus supuestos videos amenazantes llamando a la Yihad. Ese silencio era sospechoso. A veces he llegado a pensar que Bin Laden nunca ha existido, que es un fantasma, un enemigo hábilmente creado para justificar las acciones norteamericanas, es decir, crear el miedo para justificar la seguridad, crear la enfermedad o el mal para vender el remedio, crear un supuesto enemigo para poder intervenir, es la doctrina base del capitalismo neoliberal, de esa absurda filosofía del famoso New World Order que tantas veces nos han repetido incansablemente la familia Bush y que Naomi Klein definió tan bien en su libro La Doctrina del Shock, el Auge del Capitalismo del Desastre.

Según mi punto de vista lo mejor, una vez localizado, hubiera sido capturar a Bin Laden, como se hizo con Sadam Hussein o los procesados en Nuremberg y llevarlo ante una justicia internacional para procesarlo por todos los hechos imputados y esclarecer de una vez por todas las incógnitas sobre los atentados perpretados. Yo pienso que a EEUU le interesaba que Bin Laden estuviera más muerto que vivo, ya que perro muerto poco ladrador. EEUU es especialista en operaciones encubiertas, asesinatos y terrorismo de Estado, la historia está llena de casos, desde los asesinatos a presidentes hasta el desmantelamiento de países enteros no afines a las exigencias yanquees. Yo no me imagino a Bin Laden defendiendo su casa pegando tiros con una pistola contra un comando experto SEALS quizás mientras estaba tomando te con su familia o amigos. Siendo un tipo tan buscado lo normal es que las fuerzas de seguridad de Bin Laden hubieran hecho frente a dicho comando mientras el huía por otra parte. ¿Dónde estaban estas fuerzas de protección del líder de Al Qaeda? Nadie las menciona. Incluso en el supuesto caso de no poderse capturar y haber sido abatido a tiros, lo lógico hubiera, una vez ya muerto, convocar urgentemente una comisión internacional para que verificara conjuntamente, con los norteamericanos, la identificación del cadáver Bin Laden. Además no me cuadra tampoco que los norteamericanos quieran enterrar al responsable de tantísimas muertes según su código religioso. Se sabe que en Guantánamo se tortura con los métodos más crueles y resulta que ahora y de repente los norteamericanos respetan la religión de un asesino de masas. Tanta rapidez, improvisación y secretismo me huele a chamusquina.

Existe la idea de que el muerto fuera un doble, el mismo Saddam Hussein tenia varios dobles, y que el verdadero Bin Laden esté correteando por vete a saber dónde y preparando alguna de las suyas. El tiempo suele ser el mejor aliado para desvelar hechos y misterios aunque muchas veces el tiempo suele cubrir o borrar los mismos.

La muerte del supuesto Bin Laden ha sido una jugada rápida, demasiado rápida, quizás de poner fin de una vez a un fantasma que tenía atemorizado al mundo entero, quizás porque con su muerte EEUU vuelve a ser el gran salvador de la Humanidad, quizás porque de esta manera nunca se sabrá la verdad sobre el 11S, el 11M y el atentado de Londres, así como otros hechos. Muerto el perro se acabó la rabia. Pero la historia nunca termina, sigue su curso y tarde temprano otro Bin Laden o el que se daba por muerto, si existe, surgirá de las montañas o de las cenizas y volverá a clavar su cruel daga en cualquiere parte del mundo.

KarlFM.-

Foto 1: la supuesta mansión lujoriosa y fortificada de Bin Laden.
Foto 2: Interior de un dormitorio de la vivienda en la que ha muerto Bin Laden.


No hay comentarios:

Publicar un comentario