sábado, septiembre 01, 2007

SE NOS VAN A CALENTAR LAS PELOTAS EN BREVE





Los seres humanos están sentados en una bomba de relojería. Si la mayoría de los científicos del mundo tienen razón, nos quedan apenas unos años para evitar una catástrofe de grandes proporciones que podría hacer entrar el clima del planeta en una espiral destructiva con temperaturas extremas, inundaciones, sequías, epidemias y oleadas de calor hasta ahora desconocidas. Una catástrofe preparada por los hombres. Duro pero ciertro como la vida misma. EL HORNO ESTÁ A PUNTO PARA CALENTAR A LOS "BOLLOS" HUMANOS.
Cómo decia la frase de una amiga: " n
uestra cabeza es redonda para permitir al pensamiento cambiar de dirección".-

****

Nadie puede negar que la Tierra está ya calentándose y que brevemente nuestras "pelotas" hervirán en la cazuela terrestre como si fueran unas judias blancas en un cocido castellano; y no lo digo yo sino toda la comunidad científica del mundo. Aquí nadie se percata del tema, salgo todos los dias a la calle y veo que todo sigue igual, seguimos tirando la "mierda" al aire, a los ríos o a donde sea, seguimos consumiendo las energías como pirañas y los recursos como virus imparables. Seguimos cogiendo los coches para ir a la playa, al curro o a comprar en el Mercadona, la cuestión es no dejar de apoyar la poltrona en las cuatro ruedas del mecanoide de combustible; somos la ostia!!!!! Ningún animal es mas idiota que el que presume de ser inteligente. Y no será porque no existe información, sino mas bien porque nos importa un huevo, mejor dicho dos. Ya se apañarán los que vengan después. Lo curioso es que ya empezamos a notar esos cambios, el suelo está seco, no llueve, y si lo hace, arrasa, los veranos son cada vez más extraños, los invierno locos, las estaciones intermedias no existen, se producen catástrofes; nada es como era cuando nuestros padres jugaban a pelota en las calles. El mundo está cambiando y lo peor de todo es que no queremos darnos cuenta de ello.

Las industrias por su parte no mueven ni un dedo ya que eso supone cambiar todo el berenjenal que les da de comer y llena sus bolsillos; y los gobiernos? jajajajaja, esos son la releche!!!! solo hacen ver que hacen algo pero nada hacen excepto reunirse en reuniones para flipar lo que van a perder o ganar o lo que tienen que hacer para ser más poderosos. Sabéis una cosa? ..... me avergüenzo de ser humano. Y cuanto más leo sobre la Humanidad más terror siento de pertenecer a esta estirpe denominada "mamífera".

Qué podemos hacer?, digo podemos, porque nos incumbe a todos, desde el que va cada día a currar al supermercado, el que limpia la calle, el ejecutivo que dirige la multinacional, la prostituta que hace la calle, la maruja que lleva los nenes al cole, la guaperas que va a la Uni, el funcionario de los juzgados o el mismísimo presidente del gobierno. El cambio climático no discrimina a nadie, nos engulle a todos hacia el mismo agujero, como la muerte misma, esa oscura parca que al final del viaje se nos lleva a quien sabe dónde. Del polvo venimos y al polvo volvemos. Jajajaja!!! Así de simple y claro. Repito ...... qué coño podemos hacer!!!!.

Según los expertos mundiales, esos de bata blanca o melenas einstenianas que pasan su vida encerrados entre másters, doctorados, conferencias, libros, experimentos y análisis, esos que creemos sabios o locos, quien sabe, si, esos, esos que se preocupan de avisarnos, y que también son responsables de muchos de los inventos humanos que están jodiendo el planeta, esos nos informan que ahora hay que poner un LÍMITE, un tope ya!!!, una cifra mágica que nos sirva de STOP, de lo contrario, ya podemos cantar esa mítica canción de Rock llamada "Goodbye Mr. Planet".

Si cogiéramos el transporte público para ir a trabajar, podríamos ahorrar millones de litros de combustible al año. Esto reduciría las emisiones, la contaminación, el ruido y los atascos. A malas, si se debe utilizar el coche sin más remedio, es preferible compartirlo, ya que más del 75% de los desplazamientos urbaños se realizan en vehículos con un solo ocupante.

El consumo de energía en los hogares de España, se ha disparado en los últimos cinco años. Seguir malgastando sólo empeorará nuestra calidad de vida. Ahorrar energía es una necesidad que todos debemos reconocer para evitar que siga empeorando un problema que ya tenemos desde hace años. El apagón en Cataluña este verano ha sido un aviso. Protestamos por ello pero seguimos malgastando. Culpables ellos? si, pero tambien culpables todos nosotros. Todos podemos contribuir a mejorar la situación limitándonos a consumir sólo la energía que necesitamos.

El mundo sería un lugar más habitable gracias al ahorro energético. Yo ya he empezado, ahora convéncete TÚ y convence a tu entorno para que entre todos podamos disfrutar de los recursos del planeta durante más tiempo.

"El CO2 regula la cantidad de energía solar que queda atrapada en el fino envoltorio de nuestra atmósfera. Marte, que tiene muy poco, es un planeta frío, Venus, que tiene mucho, es un infierno. Hasta hace unos años atrás, nuestra amada Tierra estába en el lugar ideal, un punto medio que permitió que la vida y la civilización humana se desarrollasen. Sin embargo, a medida que vamos quemando más carbón, gas y petróleo, más dióxido de carbono producimos y más se acumula en la atmósfera. A finales de los años 50, cuando realmente empezaron a medirse las concentraciones de CO2 en la atmósfera, se calcularon unas concentraciones ya superiores a los 315 partes por millón. Actualmente esas concentraciones de CO2 han subido ya a las 380 partes por millón y sin lugar a dudas van creciendo cada vez con mayor rapidez; desde hace unos años añadimos anualmente 2 partes por millón. Los científicos estiman que la "cifra peligro" está en un tope de 450. Calculen!!!! Este número es el punto en el que el climatólogo más destacado de Estados Unidos, James Hansen, de la NASA, ha dicho que tenemos que detenernos si queremos evitar que la temperatura aumente más de dos grados Celsius."

"¿Por qué dos grados son un número mágico? Porque ése es el número en el que el deshielo de las capas de la Antártida y Groenlandia sería rápido e irrevocable. Sólo el hielo que cubre Groenlandia haría que el nivel del mar subiera unos 7 metros, más que suficiente para cambiar la Tierra de forma casi irreconocible."

Parece ser que -dadas las condiciones mentales del ser humano así como su avaricia desmedida por mantener un sistema de desarrollo basado en el desgaste y el poder- será muy difícil parar el límite de 450 partes por millón, ya que para ello, haría falta un cambio tecnológico y social a gran escala con las consecuentes inversiones de capital económico y político, fenómenos que difícilmente son factibles con los gobiernos y poderes ocultos que actualmente controlan el mundo.

Yo no se lo que vosotros pensáis, pero a mi me ponen los huevos por corbata, me invade un frío y corrosivo que lo noto correr por mis venas a toda velocidad hacia una angustia sin límites. Miedo no por mi vida física, lo más probable es que cuando el mundo sea un caldero hirviente yo ya sea un montón de huesos incinerados en alguna parte del mar, si aún existe!!!!, si no más bien porque me hace llorar imaginar que un dia toda esa gran e única belleza que es la vida y la naturaleza sean pasto de la jodida manipulación humana. No olvidemos a Bukovski: "La vida humana gira sobre un eje podrido, lo más importante es saber atravesar el fuego." Oremos a los dioses para que no suceda.

Texto y fotomontajes KarlFM.-

El texto entrecomillado es de Bill McKibben (profesor en Middebury College (Vermont, EEUU) y está sacado de la revista FP Foreign Policy.-

2 comentarios:

  1. Muy de acuerdo con todo lo que has escrito, y lo más triste es que aún hay gente que, con un cinismo increible, se dedica a negar que el cambio climático esté provocado por el ser humano. Dicen que es algo natural... eso será, como natural parece ser que las cantidades de CO2 se multipliquen cada año. Serán las plantas que se han puesto guerreras... ¿cómo va a ser responsabilidad de las industrias y sus chimeneas, de los tubos de escape...? Ahora que está hecha la faena, a echarle la culpa a los cambios climáticos periódicos que sufre el planeta.

    ResponderEliminar