miércoles, septiembre 19, 2007

¿QUIEN DIJO QUE NO PODIA CONSEGUIRSE LA LUNA?

"Los seres humanos y los animales sienten, piensan y aprenden a adaptarse al medio que les rodea. La psicología moderna se ha dedicado a recoger hechos sobre la conducta y la experiencia, y a organizarlos sistemáticamente, elaborando teorías para su comprensión. Estas teorías ayudan a conocer y explicar el comportamiento de los seres humanos y en alguna ocasión incluso a predecir sus acciones futuras, pudiendo intervenir sobre ellas".
(La Psicología, Wikipedia)

Rosetta Forner, psicóloga y autora del recién publicado libro “Pídeme la Luna” indica que podemos conseguir todo aquello que nos propongamos, incluso alcanzar la luna, en un sentido metafórico. Por tanto, con voluntad y valentÍa no existen las Utopías ... Totalmente de acuerdo. Me gusta leer la gente que ofrece alternativas para sobrevivir en esta jungla de cemento. Por ello es importante hacer las cosas porque queremos hacerlas y no porque nos lo digan. Si dedicamos esfuerzos por cuidar nuestro físico debemos preocuparnos tambien por nuestro cuidar nuestro espiritu, al que solemos dejar muy de lado. Una revisión a tiempo, una reflexión interna bien hecha, nos puede descubrir cosas que nos desagradan y al mismo cómo poder cambiarlas.
¿QUIÉN DIJO QUE NO PÒDIA ALCANZARSE LA LUNA?

Desgraciamente, la sociedad no se ha montado para que la gente sea feliz y alcance la Luna, para que pueda ser cambiada si no gusta; nuestra sociedad basa sus fundamentos en razones menos humanas. Es una sociedad que basa su dinámica en la rigidez, en la esclavitud emocional y material de sus integrantes; es un océano revuelto que premia la agresividad de los “tiburones” e hipoteca la inteligencia de los “delfines”, detesta el vuelo libre de las "aves" y promueve la fría sociedad organizada de las "hormigas"; es, en definitiva, un sistema que acosa y derriba, que desvalora y cautiva, una sociedad asi es un torbellino eléctrico sin paradas, donde la gente para vive y va a todo gas en aceleración permamente; este vivir constante sin reflexiones, sin reposos, genera desajustes que acaban quebrando el espiritu.

No obstante, aunque se sabe que todo el mundo los tiene, lo más difícil hoy en dia es aceptar la existencia de problemas porque esta sociedad nos enseña constantemente a fingir que no tenemos ninguno. Cuántas veces nos encontramos con personas que al preguntarles ¿qué tal todo? te responden sin chispa: “bien .... tirando .... vamos haciendo”. Es como querer aparentar que todo marcha y no es asi. La gente tiene verguenza de mostrar sus problemas, principalmente porque la sociedad solo persigue triuinfadores. Es la sociedad del caos encubierto.

¿Cómo se puede vivir bajo una sociedad asi? Hay que aprender a decir NO y eso es algo que cuesta mucho a la gran mayoria de la gente. ¿por qué? ¿Miedo, comodidad, pasotismo, nihilismo? Si pensamos asi mal vamos. Cuestionarse lo que hacemos y lo que creemos es vital porque lo que pensamos es aquello precisamente en lo que nos convertimos. Nuestros pensamientos son una energia invisible, que mucha gente, no quiere aceptar que existe. Vivimos en un mundo lleno de mediocridades, rodeados de personajes que no se permiten ser ellos mismos. Para escapar de esa mediocridad insana es necesario empezar a confiar en nosotros mismos y desde pequeños: si tienes unos padres que siempre se han mostrado positivos contigo y han creido en ti tienes ya el universo a tu favor y puedes empezar a liderar tu vida.

Como dice Rosetta, nunca es tarde para volver a tener una infancia feliz. No existen fórmulas mágicas para recuperarla pero si hacen falta tres cosillas básicas: REBELDIA, CONFIANZA EN UNO MISMO Y ESFUERZO. Para controlar estas tres variables hay que tener en la cabeza bien clara, cada vida es personal y no debe vivirse conforme a los demas sino segun nosotros mismos. Nada es peor que pasar hambre de uno mismo.
En el camino hacia la felicidad las personas se topan con una serie de fenómenos humanos que fastidian la vida de los demás. Rosetta Forner define a estos fenómenos como monstruos que deciden amargarnos la vida, que juzgan a los demás o que los difaman. Son los Torquematis o los que van por el mundo de Perdonavidas, de sobrados e intransigentes, como si ellos fueron especiales y los demás idiotas; los Manipulatis, que manipulan, acosan y practican el “mobbing” de forma bruta o sutil; los Desvaloratis, que siempre saben mejor que nadie que decir o hacer; los Tocapelotis, que son los tipicos que dicen como debes actuar, es decir, son los clásicos tocapelotas. Yo añado algunos mas, como los Divinattis, que se creen divinos y exigen adoración por parte de los demás; los Vampirettos, aquellos que te comen la energía y te dejan como una marioneta; los Troyanus, que aparentan ser tus amigos pero cuando se ganan tu confianza te liquidan; y los Traittors, que son los que a cambio de algo te venden al mismo diablo, cambian de camisa con una facilidad pasmosa. Según sus caracteristicas y “modus operandi” hay mas que los citados pero no voy a enumerarlos todos, ya que para eso hay literatura especializada; lo importante de estos ejemplos es saber que hay individuos que son capaces de amargarnos la vida, de destruir nuestra personalidad y cómo aprender a reconocerlos cuando aparecen, asi como inmunizarse de sus trampas y aniquilar su influencia en nosotrros. Como dijo el hábil Sun Tzu hacia cientos de años: “vencer antes de luchar”.-

KarlFM.-

2 comentarios:

  1. jajaja buen titulo, gran disertacion, polemico tema .... Yo consegui la Luna ahora voy el Sol.

    ResponderEliminar
  2. si lloras porke no alkanzas la Luna es ke prefieres vivir en la Tierra. Yo prefiero saltar a las estrellas, su luz me embriaga. Un artikulo chachi.

    ResponderEliminar